la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 30 de septiembre de 2012

Homenaje a Joselito / Por José Ramón Márquez

Florencio Iraberri con Márquez al ramo

Homenaje a Joselito

José Ramón Márquez


Todo en contra, como siempre. Llueve como hacía meses que no se veía, y luego, la casa de la calle Arrieta está medio tapada con un andamio. Florencio trae un ramo de los que vende su mujer a cinco euros en la floristería. Tomamos un café en el 13, que por lo que parece ya no es un after hour, pedimos un rollo de cinta de embalar en la tienda de Tiempos Modernos y dejamos el ramo de margaritas amarrado al andamio a los pies de la placa que en una fecha ignota, alrededor de los años cincuenta, le pusieron los de José y Juan a Gallito en su casa.

Hoy hace cien años que el Coloso de Gelves tomó la alternativa en Sevilla y, en esta desapacible mañana de este absurdo 28 de septiembre de 2012, de este absurdo año 12 en el que el toreo tocó el cielo en Nimes, al decir de algunos, permanece incólume en otros la firmísima convicción de que de buen grado habríamos dado toda nuestra afición a cambio de haber podido ver a José Gómez Ortega, Gallito, con los toros de Martínez.
***