la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 1 de diciembre de 2016

El socialismo según Churchill / por Rafael Comino Delgado



  • Nosotros pensamos que " El socialismo, comunismo, en definitiva el marxismo es la ilusión de los que pretenden vivir a costa de los demás".

El socialismo según Churchill 

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
Winston Leonard Spencer Churchill es uno de los poquísimos políticos que admiro profundamente, por su inteligencia, su clarividencia, su obra, su aportación a su propio país y a la humanidad.

Fue dos veces primer ministro del Reino Unido, gran líder durante la segunda guerra mundial frente la nazismo, oficial del ejército británico, escritor, periodista, entre otras cosas y además premio Nobel literatura, el año 1953.

Siempre me llamó la atención su facilidad para analizar, comprender, sintetizar y exponer la situaciones, los problemas y, en general, las cosas.

Con respecto al Socialismo (exclúyase la socialdemocracia verdadera) dejó una serie de reflexiones que les expondré, y que creo resumen, con meridiana claridad, la realidad de este movimiento político.

Algunas de dichas reflexiones son las siguientes:

-"El socialismo es la filosofía del fracaso, el credo a la ignorancia y la prédica a la envidia; su virtud inherente es la distribución igualitaria de la miseria".

-"Ningún sistema socialista puede ser establecido sin una policía política.”

-"El cristianismo se basa en la idea de que todo lo mío es tuyo; en cambio, el socialismo parte de la idea de que todo lo tuyo es mío".

A este respecto recuerdo que hace pocos días, Su Santidad el Papa Francisco dijo que, "los comunistas piensan como los cristianos", pero tal vez Su Santidad no supo captar el pequeño matiz que si captó Mr. Churchill. También escapó al Papa el detalle, menos sutil, de que los comunistas siempre han perseguido, matado y querido extinguir a los cristianos, por tanto resulta sorprendente que quienes piensan como ellos les quieran eliminar de la tierra.

-"Intentar mantener buenas relaciones con un comunista es como cortejar a un cocodrilo. Cuando abre su boca, no puedes decir si está intentando sonreír o preparándose para engullirte".

-"En Rusia, un hombre es llamado reaccionario si protesta porque le roben su propiedad y su mujer e hijos sean asesinados".

-"Los socialistas piensan que los beneficios son un vicio... yo pienso que son las pérdidas el verdadero vicio"

"Algunos (los socialistas) ven a las empresas privadas como un depredador que debe ser disparado, otros como una vaca que debe ser ordeñada, pero pocos son aquellos que las ven como un robusto caballo que tira de la carreta".

Creemos que en la España actual hay muchos jóvenes y menos jóvenes que nacieron y vivieron en el estado de bienestar, proporcionado no por el socialismo sino por la civilización occidental, que quieren cambiar nuestro modo de convivencia por el socialismo que tan bien comprendió Winston Churchill.

Entiendo que deberían leer y meditar sobre las reflexiones expuestas, aunque no sé si las comprenderían. Tal vez a estos actuales salvadores del mundo, de prédica populista podemita, se les pueda aplicar la reflexión que, en su día, hizo Ronald Reagan a la pregunta de, ¿Cómo distinguir a un comunista de un anticomunista? "Bueno, un comunista es alguien que lee a Marx y a Lenin y un anticomunista es alguien que entiende a Marx y a Lenin".

Nosotros pensamos que " El socialismo, comunismo, en definitiva el marxismo es la ilusión de los que pretenden vivir a costa de los demás".