la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 3 de diciembre de 2016

"EL TONTO NO DESCANSA": Para Valdano y Raúl, ganó el Barcelona



Aunque el videomarcador del Camp Nou reflejara un empate a uno, para los dos analistas de la retransmisión de BeIN Sports, el partido terminó de forma diferente.

Para Valdano y Raúl, ganó el Barcelona

Quizá el motivo de tan delirante retransmisión lo encontramos en unas declaraciones de esta misma semana por parte del dueño de Mediapro. El jefe, Jaume Roures, reconoció abiertamente que prefería que ganara el Barcelona. Sus trabajadores obedecieron. Para Jorge Valdano y Raúl González, el partido lo ganó quien quiso su jefe.

La posición de Raúl en este escenario no es cómoda porque trabaja para Roures, que quiere que gane el Barça, pero realmente cobra de La Liga, cuyo presidente reconoció también que quería que ganara el Real Madrid.

Y entre Liga y Mediapro se nos olvidó el origen de ambos protagonistas. Tanto Valdano como Raúl tienen pasado madridista y no digo "son madridistas" porque aquello, efectivamente, quedó en el pasado. Así que quizá la culpa de todo la tenga Florentino Pérez por no seguir pagando latisueldos a dos sujetos que para tratar de mostrar imparcialidad acaban impostando un antimadridismo deleznable.

Cuando un partido comienza con una clara infracción de Mascherano dentro del área del Barcelona y para justificar el hecho de que no piten penalti, los comentaristas dicen: es demasiado pronto para pitarlo. Cuando acto seguido un balón golpea el brazo de Sergio Ramos dentro del área madridista, se observa que no hay penalti y a continuación se producen dos penaltis más en el área culé (mano de Rakitic y agarrón de Mascherano), pero los comentaristas ni citan esas dos últimas acciones y se recrean en el brazo de Sergio Ramos, es que algo raro empieza a suceder.

El gol blaugrana llegó como consecuencia de un error del colegiado, Clos Gómez, que pitó como falta una acción legal de Varane. El reconocimiento de la ausencia de infracción no fue emitido por la televisión, de hecho, no fue ni realizado por Valdano o Raúl. El remate a gol, como se observa en una de las pocas repeticiones, lo realiza un Suárez que parte en posición ilegal. "Por una bota" minusvaloró Valdano.

Pero, sin duda, el mejor momento de la tarde llegó cuando casi al unísono, los dos comentaristas pidieron la vuelta de un semi retirado Xavi Hernández" porque el Barcelona no estaba dominando como antaño".

Quizá, para algunos de vosotros el partido pudo terminar empate. Quizá, alguno soñó con una aparición estelar de Sergio Ramos para aniquilar las ilusiones de remontada ligueras del Barça en el último suspiro. Es posible que alguno pensara que todo ello pudo ocurrir, pero realmente ya no sé si lo que vi fue lo que oí, o lo que oí es lo que no pasó.

El caso es que la comunicación es para los comunicadores y mientras las retransmisiones televisivas sigan estando copadas por resentidos ex jugadores, va a ser difícil que los telespectadores entendamos qué es lo que ocurre sobre el terreno de juego.