la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 8 de noviembre de 2018

Si viste películas del bosque de Katin, pero no sabes qué ocurrió en Paracuellos…




La memoria de un pueblo y de una nación es su propia dignidad cargada de futuro. No permitas que la izquierda te manipule más, ni que borren de la memoria colectiva los orígenes de la guerra civil, para evitar que volvamos a caer en los mismos errores.

Enlace relacionado


Si viste películas del bosque de Katin, pero no sabes qué ocurrió en Paracuellos…


LB / A.D.
Si sabes que existió Auschwitz, pero desconoces la existencia de Albatera, en Alicante; si has oído hablar de Mauthausen, pero nadie te ha hablado de Hospitalet de l’Infant (Tarragona). Si alguien te contó que Dachau estaba a 13 kilómetros al noroeste de Múnich pero nadie te contó que existió un campo igual en Alcalá de Henares (Madrid). Si viste en el cine que existió Sachsenhausen, pero nadie te contó que existió Concabella (Barcelona). Si viste películas del bosque de Katin, pero no sabes qué ocurrió en Paracuellos. Si has oído hablar de Adolf Eichmann, pero ignoras qué fueron los ‘trenes de la muerte’ de Jaén.

Quema de conventos durante la II república.

Si has oído hablar de Las leyes de Nuremberg, pero no le ley de Vagos y Maleantes, ni de La Ley de Confesiones y Congregaciones Religiosas, que desató la persecución a los católicos españoles y el asesinato de más de 20.000, entre ellos 7000 religiosos, doce obispos y un cardenal.

Quema de la Casa Profesa de los jesuitas

Si has oído hablar de la Noche de los cristales Rotos, pero nadie te ha relatado la quema de la Casa Profesa de los jesuitas.

Si has oído hablar del Gueto de Varsovia, el de Budapest o el de Cracovia, pero desconoces qué ocurrió en Chorin, Barbastro o Alcañiz.

Si sabes quién fue Ana Frank, pero no Florentino Asensio Barroso.

Florentino Asensio Barroso.

Si ignoras qué eran las ‘sacas’ del terror rojo, o desconoces que la izquierda española y Esquerra Republicana de Catalunya construyeron campos de concentración. Si no sabes quiénes fueron Orlov, Vasili Nikitich Mitrokhin o Stanislav Vaupshasov y que disponían de sus propios hornos crematorios para deshacerse de los cadáveres de sus víctimas; hornos crematorios usados contra miles de españoles y que los trabajos eran supervisados por un salmantino nacido en 1910, miembro del partido Comunista, llamado José Castelo Pacheco.

Si te hablaron de la quema de libros perpetrada por los nazis, que los partidarios de Adolf Hitler destruyeron miles de obras de autores el 10 de mayo de 1933, pero no te contaron la quema de bibliotecas, como la de la calle de la Flor, una de las más importantes de España, con 80.000 volúmenes o la del Instituto Católico de Artes e Industrias, con 20.000 volúmenes y obras únicas en España, más el irrecuperable archivo del paleógrafo García Villada, producto de una vida de investigación

Profanación de la iglesia del Carmen en la II república.

Si te contaron que la noche de los cristales rotos allanó el camino de los nazis al poder, que ese día ardieron 400 sinagogas, que 7.500 negocios fueron saqueados, que 100 personas asesinadas y que otras 30.000 fueron confinadas en campos de detención, pero nunca te hablaron del Colegio de Nuestra Señora de las Maravillas, de los Hermanos de las Escuelas Cristianas (La Salle), en la calle Bravo Murillo. O del Colegio de los Jesuitas en Areneros (actualmente en la calle de Alberto Aguilera), de la Iglesia de Santa Teresa, que fue incendiada el 11 de mayo 1931, de la Iglesia de San Francisco de Borja (c/ la Flor), quemada el 11  de mayo de 1931, del incendio en el Instituto Católico de Artes e Industrias, y de mas de 4000 edificios religiosos y civiles incinerados en todo el territorio nacional.

Si te contaron y viste en el cine la matanza judía de Jedwabne, pero nunca te informaron del encierro de católicos y la quema de la iglesia, con ellos dentro, en los Santos de Maimona, en Badajoz, el 19 de julio del 36.

Si te contaron cómo los nazis gustaban del lujo, pero no te contaron que el ultimo ocupante del Palacio Real en Madrid fue Manuel Azaña, un presidente republicano, con un séquito mayor que el del rey, es que no te han contado la verdad.

Calvo Sotelo yace en el suelo sin vida tras ser asesinado.

Si te narraron que algunos alemanes justos como Claus von Stauffenberg, para desencadenar la ejecución del Plan Valquiria, intentó matar a Hitler, pero no te contaron que para intentar mantener el orden público, se asaltaron cuarteles de la Guardia Civil y despellejaron y violaron a sus mujeres, como ocurrió  el 20 de diciembre de 1931, en Castilblanco, en Badajoz. O cómo al coronel Lacasa le cortaron la cabeza en el convento de los Padres Carmelitas de Barcelona, amparados por la Guardia de Asalto. O cómo el general López Ochoa fue degollado por milicianos en su cama del Hospital Militar Gómez Ulla, tras lo cual le cortaron la cabeza y la pasearon pinchada en una pica por Carabanchel.

Largo Caballero

Si sabes que la Alemania nazi contó con sendas fuerzas de choque, las SA y las SS, pero no que la República se rodeó de una Guardia de Asalto, que fue la que asesinó a Calvo Sotelo, líder de la oposición, y que tiroteó a los asistentes a su entierro. Si desconoces que esa misma Guardia de Asalto quiso asesinar también a Gil Robles, quien pudo huir de Madrid a tiempo, tras ser amenazado el 5 de abril de 1936, en sede parlamentaria, por el secretario general del PCE, José Díaz Ramos.

Si te han contado que Franco se alzó en armas el 18 de julio de 1936, pero nadie te ha contado que el socialista Largo Caballero hizo las siguientes declaraciones en Alicante, en enero de 1936: “Quiero decirles a las derechas, que, si triunfan, tendremos que ir a la guerra civil declarada. Que no digan que nosotros decimos las cosas por decirlas, que nosotros lo realizamos”. Y las siguientes en Linares, el 20 de enero de 1936: “La democracia es incompatible con el socialismo”. Y en el cinema Europa de Madrid, el 10 de febrero del 36: “La transformación total del país no se puede hacer echando papeletas en las urnas…”. Y que como consecuencia de todo ello las autoridades republicanas ordenaron el bombardeo de Larache y Melilla, el 17 de julio de 1936, matando a más de 54 civiles. Y que el mismo día 17 se ordenó el asesinato de Franco, a través de su primo Ricardo de la Puente Bahamontes, y que pudo ser detenido por el militar Sáenz de Buruaga, entonces es que no te han contado la verdad.

Si has visto como una forma de justicia universal los juicios de Nuremberg, pero luego te dicen que la Causa General fue un proceso ilícito y represor, entonces es que te están engañando y manipulando.

La puerta de Alcalá de Madrid con el retrato de Stalin durante la II República

Si sabes que el PSOE quiere sacar a Franco del Valle de los Caídos por ser un dictador, pero nadie te ha contado que ese mismo partido se negó a apoyar la resolución 1481 del Consejo de Europa, con el título “Necesidad de una condena internacional de los crímenes de los regímenes totalitarios comunistas”, (presentando enmiendas para eliminar todas las referencias a los dictadores “comunistas”), entonces es que nadie te advierte de la doble vara de medir imperante en la izquierda española.

Zapatero y Sánchez.

Si no te han contado nada de esto, entonces quienes te han ocultado la Historia que ahora pretenden blanquear, te deben una explicación.

La memoria de un pueblo y de una nación es su propia dignidad cargada de futuro. No permitas que la izquierda te manipule más, ni que borren de la memoria colectiva los orígenes de la guerra civil, para evitar que volvamos a caer en los mismos errores.