la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 24 de febrero de 2016

Cartas iban y venían desde La Puebla a Madrid / por A. R. del Moral





Cartas iban y venían desde La Puebla a Madrid

Morante sigue dando titulares: su negativa a contratarse en Madrid o la salida de la Unión de Toreros han sido los dimes y diretes de los últimos días del invierno taurino. La temporada está a las puertas

Lo adelantó El Correo en rigurosa primicia a comienzos del pasado mes de octubre. Fue a raíz de aquella entrevista reveladora en la que el matador declaró que estaba dispuesto a enterrar el hacha de guerra para volver a hacer el paseíllo en Sevilla. En aquella ocasión, Morante también admitió que no quiere pisar la plaza de Las Ventas en 2016. La pendiente del ruedo -que sí será rebajada en el viejo monte Baratillo- es la ancha sima que separa el artista de La Puebla del coso madrileño. Pero el diestro cigarrero ha seguido acaparando titulares en estos días. Su salida de la Unión de Toreros se ha querido ver como el desencanto por el escaso apoyo que le habría prestado el colectivo a raíz de los feroces ataques de ciertos activistas que aún permanecen en espera de juicio.

Otros rescoldos

Pero para los más avezados en los entresijos del toreo, la salida del lidiador podría tener una lectura más amplia. No hay que olvidar que el matador de La Puebla ha puesto sus asuntos legales en manos del abogado sevillano Joaquín Moeckel que detentó la asesoría jurídica en la Unión de Toreros a raíz de su génesis, resultado de la fusión de dos asociaciones anteriores llamadas Taura y Protauni. El mediático letrado del Arenal ejercía su labor en esta última y hasta cierto papel de portavoz que no encontró el mismo eco en la nueva entidad. Joaquín Moeckel -vinculado a la empresa Pagés, que entró en beligerancia con el llamado G-10- salió entonces tarifando. Llegaban los primeros intentos de sedición con el conflicto de las televisiones de telón de fondo y el abogado se marchó denunciando que “en la Unión no hay unión”. Sólo tienen que atar ustedes esos cabos.

Castella va a por todas en un San Isidro de alta tensión

La feria de San Isidro -con o sin Morante- sigue tomando forma. Ya ha trascendido que Sebastián Castella asumirá el mayor peso del abono apuntándose a cuatro compromisos, cuatro, que incluiría las corridas de Victoriano del Río, Núñez del Cuvillo y Alcurrucén además de los toros de Adolfo Martín. El diestro galo tampoco rehuirá la pelea con los jóvenes paladines para dotar de un interés añadido su paso por el trascendental ruedo venteño. Castella testificaría la confirmación de José Garrido, que otorgaría El Juli. Le Coq también asumiría una arriesgada Beneficencia -que recupera las fechas de antaño- mano a mano con Simón y sería el padrino de la confirmación de Roca Rey en presencia de Talavante. Por cierto, la corrida celebrada en Vistalegre el pasado domingo puede considerarse el arranque de la gran temporada que se lanzará en Olivenza, Castellón, Valencia y… Sevilla. Esto ya está aquí. Y no nos moverán.

--Publicado en El Correo de Andalucía.