la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 21 de febrero de 2016

David Mora: «Volver a torear es volver a vivir»



Dos años después de su brutal cornada, reaparece este domingo en Vistalegre con Jiménez Fortes, «orgulloso de superar momentos tan duros»

David Mora: «Volver a torear es volver a vivir»

Domingo,21/02/2016.-
os toreros David Mora y Saúl Jiménez Fortes, que reaparecen este domingo en la plaza madrileña de Vistalegre, tras una larga recuperación de sendas cornadas muy graves, consideran que esa vuelta a los ruedos es también "una vuelta a la vida".

El madrileño David Mora resultó corneado duramente el 20 de mayo de 2014 en la feria de San Isidro, por lo que reaparece después de casi dos años de inactividad y de un complejo periodo de recuperación que le ha devuelto la movilidad perdida en su pierna derecha.

«Después de la segunda operación que necesité, la pierna no me respondía. Creía, ilusamente, que iba a poder torear enseguida pero aquellos síntomas que desconcertaban a los médicos a mí acabaron sumiéndome en una gran desesperación. Pasaba el tiempo y no había la mínima mejora», explica Mora a Efe.

Finalmente, al diestro se le descubrió una fibrosis, un problema nervioso que le restaba la movilidad y que se ha ido solucionando durante un largo proceso de rehabilitación a cargo de especialistas colombianos.

«Fue muy duro -reconoce- porque luchaba y luchaba pensando no ya que no iba a poder volver a torear sino que incluso no podría hacer una vida normal, porque no era capaz ni de subir bien unas escaleras. Pero, gracias a Dios y a todos los grandes profesionales, españoles y colombianos, que he tenido a mi lado, ya estoy recuperado casi al cien por cien».

Según Mora, físicamente ya no tiene excusas para justificarse en la arena, aunque aún le falte algo de masa muscular en la pierna, pero sí que tiene ciertas dudas psicológicas, porque necesita «romper esa especie de barrera mental de volver a torear en público».
Incertidumbre

Aun así, el diestro madrileño considera que «después de tanto sufrimiento y de tanta incertidumbre, en Vistalegre debería sacar lo mejor de mí, volcarlo todo en positivo y transmitir a los aficionados esa alegría que siento por volver a vivir, que eso es lo que es torear para mí».

El malagueño Jiménez Fortes volverá a vestirse de luces después de superar la segunda cornada grave en el cuello que sufrió el año pasado, pues a esta que le bordeó la tráquea en la plaza salmantina de Vitigudino en agosto le precedió otra similar en Las Ventas durante la feria de San Isidro.

«Se que tengo mucha suerte de seguir aquí y sin secuelas después de dos cornadas así, lo que no deja de ser un milagro, pero también es verdad que después de todo esto, a mis veinticinco años, valoro la vida de otra manera», asegura Fortes.

El joven diestro se muestra «sobre todo ilusionado» por volver a torear mañana en Madrid, después de una larga etapa en la que hubo de recuperar hasta el habla y en la que le asaltaron «muchísimas dudas acerca de todo».

«Pero -continúa- los fantasmas ya se han disipado, me he devuelto a mí mismo, y por completo, la confianza y me siento muy orgulloso de haber superado otra vez más unos momentos tan duros».

Como a David Mora, a Jiménez Fortes el aspecto que más le preocupa de su actuación de mañana en Vistalegre es el psicológico: «Tener la cabeza despejada para no dejarme llevar por las emociones».

«Tengo unas ganas enormes de volver a hacer el buen toreo, pero me queda seguir superándome para demostrar que soy mucho más que un torero valiente», finaliza este malagueño al que en 2015 los toros le atravesaron el cuello dos veces en apenas tres meses.