la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 20 de febrero de 2016

Que no Morante, que no me lo creo... / por Por Paco Mora



"...Es cierto que desde el centro del anillo hasta la barrera, el piso de Las Ventas va descendiendo levemente de nivel. Pero querido José Antonio: ¿hasta el punto de no comparecer por eso en el acontecimiento taurino más importante del año?..."

Que no Morante, que no me lo creo... 

Vaya por delante mi admiración y respeto a Morante de la Puebla como artista, y como persona con la que he mantenido conversaciones sumamente cordiales y taurinamente enriquecedoras entre toro y toro en el callejón de alguna plaza. Morante es un hombre serio y reflexivo con cuyo concepto del arte del toreo coincido en notable grado. Es formal y afectuoso en el trato y si además es uno de los toreros al que debo más momentos de emoción artística a lo largo de mi vida de aficionado, el amable lector entenderá perfectamente que no hay la mínima intención de zaherirle en lo que viene a continuación. Pero creo que alguien se lo debe decir y si es desde el aprecio y el reconocimiento a sus valores taurinos y personales, mucho mejor.

Ha trascendido que Morante no toreará en Madrid por San Isidro porque la propiedad de Las Ventas (Comunidad de Madrid) se ha negado a alisar el ruedo de la plaza como el torero había solicitado por escrito. Es cierto que desde el centro del anillo hasta la barrera, el piso va descendiendo levemente de nivel y eso le molesta al torero de La Puebla. Pero querido José Antonio; ¿Hasta el punto de no comparecer por eso en el acontecimiento taurino más importante del año? Permíteme que no me lo crea. Para torear tan bien y con tanto arte y sentimiento como tú lo haces, hay que ser muy inteligente y si tú, sólo por ese pequeño desnivel renunciaras a torear en Madrid esta temporada serías tonto de capirote. Por eso no me lo creo, y por eso, para evitar que quienes no te conocen te tomen el número cambiado deberías decir que es lo que de verdad te ha inclinado a tomar esa drástica decisión.

Y no son fáciles de admitir tus razones, porque en ese ruedo tuvieron grandes triunfos Domingo Ortega y Marcial Lalanda, hizo faenas legendarias Manolete, Pepe Luis Vázquez dibujó verónicas de alelí, Pepín Martín Vázquez ligó naturales de ensueño, Paco Ojeda se enroscó los toros a la cintura e hizo crujir los cimientos de esa arquitectura redonda templo mundial del toreo... Y otros muchos toreros grandes han realizado faenas para la historia en la arena de Las Ventas y tú mismo, sin ir más lejos, has diseñado en ella verdaderas piezas de museo para el recuerdo. Así es que lo dicho: no puedo creer por mucho que lo intente que por ese desnivel necesario para el buen drenaje del ruedo le vuelvas la espalda a Las Ventas, ea. Y como le gritó aquel aficionado a Curro Romero: De ahora en adelante, te anuncies donde te anuncies, va a ir a verte tu señora madre... ¡Y yo por poco que pueda, coño!