la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 17 de febrero de 2016

Panenka y Messi, el huevo y la castaña pilonga / por Juan Manuel Rodríguez



"...¿Es una falta de respeto el penalti de Messi?... Pues a mí me sigue pareciendo que sí. ¿Soy yo un bicho raro?... Pues parece que no porque, consultados por el diario Marca los ex jugadores célticos Patxi Salinas, Javier Maté, Otero, Nacho Cantero o Moncho Carnero, todos coinciden en señalar que el penalti fue una falta de respeto..."

Panenka y Messi, el huevo y la castaña pilonga

Oído ayer en el vestuario del Real Madrid: "Si Cristiano hace lo que Messi se lía una gorda". Y es cierto. A mí me parece que el penalti que pensaron Messi y Neymar y que acabó marcando Suárez (¡qué voracidad, Dios mío, no deja suelta ni una, se nota su obsesión con ganar la Bota de Oro!) no tiene nada de artístico y, sobre todo, carece de riesgo: el Barcelona ganaba por 3-1 y, aún fallándolo, seguiría aventajando en dos goles al Celta de Vigo cuando restaban menos de diez minutos para el final del encuentro. De repente, como por arte de magia, el penalti que Messi le regaló a Suárez en un partido de Liga intrascendente y sentenciado ante el Celta de Vigo es el mismo penalti que Panenka se inventó en la prórroga (2-2) de una finalísima de la Eurocopa ante Alemania. Desde entonces, el penalti de Panenka lleva su nombre, ¿por qué no ocurrirá lo mismo con el de Messi?... Pues por la sencilla razón de que la genialidad, la obra de arte, el monumento a la creatividad... no es original y ya lo hicieron muchos otros antes que él.

¿Es una falta de respeto el penalti de Messi?... Pues a mí me sigue pareciendo que sí. ¿Soy yo un bicho raro?... Pues parece que no porque, consultados por el diario Marca los ex jugadores célticos Patxi Salinas, Javier Maté, Otero, Nacho Cantero o Moncho Carnero, todos coinciden en señalar que el penalti fue una falta de respeto. Salinas dice que "Neymar lleva un camino peligroso", Maté señala que "en el césped lo habría pasado muy mal", Otero añade que "lo del domingo no lo harían en mi época, Cantero apuntilla que "Neymar siempre lo hace con viento a favor" y Carnero finaliza diciendo que "no me gustó nada lo que vi desde el 3-1". Es curioso, todos ex futbolistas, todos con su vida resuelta y, por lo tanto, todos sin absolutamente nada que perder. Repito: el penalti de Panenka y el de Messi se parecen tanto como un huevo y una castaña pilonga.

Volvamos al inicio, al comentario escuchado ayer en el vestuario del Real Madrid. Ayer, en Fútbol EsRadio, a servidor se le ocurrió decir lo mismo, que si Cristiano hace lo que Messi se lía una gorda; y, a fuerza de repetir los mismos tópicos y frases huecas y no profundizar en las cuestiones, se ha logrado que la inmensa mayoría de seguidores interioricen que el Barcelona es bueno y el Real Madrid es malo y que Messi es un dios y Cristiano el diablo; Petón, en lugar de analizar si tenían fundamento o no las quejas del vestuario madridista, no las mías, dijo lo siguiente: "Eso es imposible porque Cristiano jamás regalaría un penalti". Pues yo estoy de acuerdo con el vestuario del Real Madrid y, por cierto, también con Salinas, Maté, Otero, Cantero y Carnero, que fueron profesionales y sabrán más que los apóstoles del periodismo Lewinsky: a Cristiano le habrían tenido que sacar de España en helicóptero y lo que hizo la MSN fue una falta de respeto hacia el Celta, sus jugadores y aficionados.