la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 21 de marzo de 2018

Cristiano, Messi y la posverdad / por Juan Manuel Rodríguez



Y yo me pregunto: ¿Cuál debería ser entonces la actitud de alguien que, como es mi caso, piensa realmente que Cristiano es mejor que Messi? ¿No debatir? ¿Eludir el combate dialéctico? ¿O quizás deberíamos reconocer quienes creemos que CR7 es el mejor futbolista del mundo que no lo es y que Messi es mucho mejor para, a partir de ese instante, pasar a engrosar las filas de aquellos que sí entienden de fútbol? ¿Eso es lo que quieren, que nos retiremos y les digamos que "sí"?... Pues va a ser que no. 

Cristiano, Messi y la posverdad

A ver si lo entiendo: ¿Si dices que Leo Messi es mejor que Cristiano sí sabes de fútbol pero si dices que Cristiano te parece mejor que Messi es que te ha devorado el personaje? ¿Y si, para sustentar tu opinión, aportas el dato de que en los últimos dos años, 2016 y 2017, CR7 ha ganado los dos premios individuales más prestigiosos, el Balón de Oro y The Best, el primero otorgado por los corresponsales de France Football y el segundo votado por seleccionadores nacionales, capitanes de selecciones y aficionados de los cinco continentes, entonces resulta que es una cuestión de marketing? A ver si lo comprendo: ¿Según esta pandilla de fanáticos sólo serían validos entonces los Balones de Oro correspondientes a 2009, 2010, 2011, 2012 y 2015, coincidentes, curiosamente, con los años en que se lo concedieron a Messi, mientras que los Balones de Oro de 2008, 2013, 2014, 2016 y 2017 formarían parte de una conjura interplanetaria tendente a potenciar la publicidad por encima del deporte?

A ver si lo capto: ¿Si dices que tú respetas mucho, pero mucho, mucho, a Cristiano pero, a renglón seguido, comentas que Cristiano es lo que es, o sea un gran goleador, pero que el fútbol con mayúsculas lo representa Messi es que entiendes de lo que hablas, pero si te atreves siquiera a sugerir que tú respetas mucho a Messi, pero mucho, mucho, pero que le tienes por un buen gambeteador aunque el fútbol total, el fútbol con mayúsculas, lo representa de verdad Cristiano, es que todo forma parte del show? A ver si lo pillo: ¿Si dices que Messi te parece un buen gambeteador le estás faltando al respeto pero si dices que Cristiano es un buen goleador no lo estás haciendo? ¿Y si pretendes entrar de lleno al debate, en el que, con el único objetivo de desacreditar al máximo goleador histórico del Real Madrid, sólo insisten una y otra vez, y otra más, los miembros de esta falsa iglesia de la Messiología, es que estás tratando de enfangarlo todo o que no crees en lo que dices y sólo lo dices para echarle pimienta al asunto?

Y yo me pregunto: ¿Cuál debería ser entonces la actitud de alguien que, como es mi caso, piensa realmente que Cristiano es mejor que Messi? ¿No debatir? ¿Eludir el combate dialéctico? ¿O quizás deberíamos reconocer quienes creemos que CR7 es el mejor futbolista del mundo que no lo es y que Messi es mucho mejor para, a partir de ese instante, pasar a engrosar las filas de aquellos que sí entienden de fútbol? ¿Eso es lo que quieren, que nos retiremos y les digamos que "sí"?... Pues va a ser que no. Yo, como los seleccionadores nacionales, capitanes de selecciones y aficionados de los cinco continentes también pienso que el mejor futbolista del mundo es aquel que se lo gana sobre el terreno de juego y que, opiniones más o menos acreditadas al margen, Cristiano Ronaldo se ha ganado con su esfuerzo en 2016 y 2017 esa distinción al conseguir 8 títulos con su club y los dos galardones individuales más importantes durante los últimos 24 meses. Eso es el deporte profesional, ¿verdad? ¿O no se trata de competir?... Aquí, queridos, no hay monarquías absolutas ni sangre roja y sangre azul. Esto es muy simple: un campo, dos porterías... y a jugar.