la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 22 de marzo de 2018

Por el artículo 33 de la falsa iglesia de la Messiología / por Juan Manuel Rodríguez



Por el artículo 33 de la falsa iglesia de la Messiología

Ayer escribí en Marca un artículo en el que afirmaba que el "mundo del fútbol" eligió a Cristiano Ronaldo como el mejor de 2016 y 2017 y se dispararon las alarmas; bueno, se dispararon las alarmas y también se dispararon los insultos por Twitter puesto que, de un tiempo a esta parte, decir algo así en España se ha convertido en un delito para los fanáticos de la falsa iglesia de la Messiología. Consciente de que no servirá absolutamente para nada, me explicaré: ¿Con qué me refiero al "mundo del fútbol"? Pues con el "mundo del fútbol" no me refiero a todos aquellos que practican fútbol en el planeta tierra, ni tampoco a todos los periodistas o aficionados al fútbol del mundo porque sería imposible realizar una encuesta así. Pondré un ejemplo: ¿Se puede decir que "el mundo del cine" ha elegido a Guillermo del Toro como mejor director de 2017? Pues sí, yo creo que se puede decir sin temor a la equivocación. Y, sin embargo, para elegir a Del Toro como el mejor director de 2017 sólo se ha contado con la opinión de los miembros de la Academia de Hollywood, el "mundo del cine".

Tengo que confesar que a mí personalmente me gusta bastante más Steven Spielberg, creo que es mejor director que Guillermo, pero sin embargo los miembros de la Academia han elegido a Del Toro. Si sólo votáramos los fans de Spielberg, Steven ganaría siempre, pero en la Academia ven las películas que se han rodado a lo largo del año y, después de verlas, votan, y este año han elegido a Del Toro. ¿Quiere esto decir que Spielberg no pueda ganar en 2018? En absoluto quiere decir eso; lo único que quiere decir es que en 2017 la Academia de Hollywood, o sea el "mundo del cine", ha elegido a Del Toro y que, por lo tanto, Guillermo puede presumir de ser el mejor director de cine del año en curso, y tiene en su casa un Óscar que así lo acredita. ¿Sería justo para los demás directores que un grupo de fanáticos impusieran al resto que el mejor director iba a ser siempre Spielberg, hiciera lo que hiciera y por muy mala que fueran a partir de ese momento las películas que dirigiera? Pues no, no sería justo.

Pues el fútbol funciona igual. Yo creo en la meritocracia, creo en el esfuerzo y el trabajo diarios, creo en el carácter para superar situaciones difíciles, creo en la profesionalidad y la dedicación como claves del éxito, y por eso creo en Cristiano Ronaldo, porque me parece que encarna mejor que cualquier futbolista otro esos valores que a mí personalmente tanto me gustan. Y, mientras el mundo del fútbol no diga lo contrario, pienso que Cristiano es el mejor jugador del mundo. ¿Qué es lo más cercano al "mundo del fútbol"? Pues lo más cercano que tenemos al "mundo del fútbol" es el premio The Best porque lo eligen los seleccionadores nacionales, los capitanes de selecciones nacionales y aficionados de los cinco continentes. A lo mejor en Marte o en Venus piensan otra cosa, y seguro que aquí, en la Tierra, los culés creerán que el mejor es Messi, pero a los capitanes, seleccionadores y aficionados de los cinco continentes se les supone una objetividad de la que carecen los culés y, por supuesto, también los madridistas.

¿Qué votaron en el premio The Best que escaneaba la temporada 2017? Pues el resultado final de la votación fue el siguiente: Cristiano Ronaldo, 1541 puntos; Leo Messi, 1.102. 

Habrá quien piense que en Angola o en Armenia no hay nadie, ni siquiera el seleccionador nacional de fútbol, con tanto criterio como el primer culé que pase por la calle por Barcelona. De acuerdo, eliminémoslos a todos, aunque no sea ni cierto ni justo. Eliminemos también, por motivos obvios, a los votantes de The Best de Argentina y Portugal ¿Qué nos queda? Nos queda, así, por encima, que, por ejemplo, Bélgica, Bosnia, Brasil, Chile, Dinamarca, Escocia, Hungría, Inglaterra, Irlanda del Norte, Holanda o Rusia votaron mayoritariamente por Cristiano Ronaldo. Por supuesto que podemos decir que Brasil es un país sin tradición futbolística o podemos asegurar que el capitán de Holanda no tiene ni idea de fútbol y que lo que hay que hacer es preguntarle a José María Bartomeu, pero eso quizás no fuera demasiado justo para Cristiano. Quizás.

Ojo, a mí me sigue gustando más Spielberg que Del Toro, pero el mundo del cine eligió al mejicano como el mejor director del año. Resulta que a mí me gusta más Cristiano que Messi y, en esta ocasión, el mundo del fútbol ha estado de acuerdo conmigo tanto en 2016 como en 2017. ¿Será ésta la última vez que debatamos sobre esto? Pues no, no lo será. Y no lo será porque el fútbol es pasión y es corazón... Lo que no debe ser nunca el fútbol, ni nada en la vida, tampoco el cine, es una dictadura Vamos, ni una dictadura ni una dictablanda. A mí no me gustaría que le impusieran a la Academia de Hollywood el nombre de Steven Spielberg como mejor director de todos los tiempos pasados, presentes y futuros, y no me gustaría esencialmente porque yo, como decía al principio, creo en la meritocracia del día a día y, además, porque eso no sería justo para el resto de directores. 

Tampoco voy a admitir sin pelear que nadie me imponga el nombre de Messi porque lo dice el artículo 33 de la falsa iglesia de la Messiología.