la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 25 de marzo de 2018

¡Vía crucis hasta Estremera! La Policía alemana echa el lazo a la rata: detiene a Puigdemont cuando entraba en coche desde Dinamarca.




La policía alemana tiene detenido desde este domingo al mediodía en una comisaria al expresidente de la Generalitat de Cataluña fugado de la Justicia española, Carles Puigdemont, sobre el que pesa una euroorden de detención.


¡Vía crucis hasta Estremera! La Policía alemana echa el lazo a la rata: detiene a Puigdemont cuando entraba en coche desde Dinamarca.


El abogado de Puigdemont, Jaume Alonso-Cuevillas, y fuentes oficiales de Junts per Catalunya han confirmado que el expresidente se encuentra «retenido» en Alemania «cuando cruzaba la frontera desde Dinamarca, de camino hacia Bélgica desde Finlandia». Según el letrado que asiste a Puigdemont desde España, «el trato (de la policía alemana) ha sido correcto en todo momento» y ya ha activado su defensa jurídica.

De momento, se desconoce si el prófugo de la Justicia española iba acompañado de alguien más en el momento de su detención. La intención de Puigdemont era la de volver a Bélgica y presentarse ante la Justicia belga para iniciar el proceso legal de aplicación de la euroorden.

«Road movie» de Puigdemont

Durante esta mañana el abogado del expresidente había asegurado que desconocía su paradero. «No sé exactamente dónde está», dijo horas después de anunciar en un mensaje de Twitter que su cliente se encontraba a disposición de la Justicia belga. Cuevillas, que acudió al pleno celebrado en el Parlamento catalán, afirmó el sábado por la mañana a los medios que Puigdemont iba a presentarse ante la policía finlandesa, a raíz de la orden de detención europea dictada por la Justicia española, pero unas horas después publicó un «tuit» en el que explicaba que el expresidente ya no estaba en Finlandia y que se pondría a disposición de la Justicia belga.

«Confirmo que el presidente Puigdemont ya no está en Finlandia. Seguirá, como siempre, a disposición de la Justicia belga, donde tiene fijada su residencia», rezaba el mensaje de Twitter de Cuevillas, que no aclaraba si el expresidente de la Generalitat había regresado a Bélgica. Según explicó el sábado el diputado finlandés Mikko Kärnä, uno de los anfitriones de Puigdemont en Finlandia, el expresidente de la Generalitat abandonó el país nórdico el viernes por la noche en dirección a Bélgica «por medios desconocidos».

Puigdemont fue buscado a lo largo de todo el día de ayer por las autoridades finlandesas, en cumplimiento de la orden de detención cursada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, por lo que vigilaron todos los puertos y aeropuertos del país nórdico. El abogado se ha situado en un «optimismo moderado» porque, igual que sucedió en la vista celebrada el 4 de diciembre pasado en Bélgica en relación con la entrega de Puigdemont, ve «muchas posibilidades» de que la extradición se deniegue o se restrinja.

Los servicios secretos españoles «activaron» a los alemanes para detener a Puigdemont

El CNI, servicio secreto español, mantenía en todo momento y en todos los desplazamientos una permanente y discreta vigilancia sobre el expresidente de la Generalitat, detenido hoy en la localidad alemana de Schuby, a unos 30 kilómetros de la frontera de Dinamarca, según han informado a este periódico fuentes conocedoras del asunto. Igual importancia en la operación ha tenido la Comisaría General de Información (CGI) del Cuerpo Nacional de Policía, en estrecha colaboración con los servicios homónimos de los países por los que ha pasado Puigdemont.

El servicio secreto español, desde que se le encomendó la misión tras la huida de Puigdemont a Bélgica, ha utilizado los medios a su alcance y se ha aprovechado la entrada en territorio alemán, con un código penal similar al español (que contempla un delito parecido al de rebelión), para “activar” a sus colegas germanos y que se procediera a la detención. Los homólogos en territorio germano es el Verfassungsschutz (servicio de protección de defensa de la constitución) ya que en el exterior trabaja el BND.

Por su parte, la Comisaría General de Información, siempre dentro de ese equipo conjunto que formaba el CNI y los servicios de información y policiales de los países por los que ha pasado Puigdemont ha jugado un importante papel en todo momento y, cuando entró en territorio alemán se coordinó directamente con el BKA, para que se materializara el arresto ya que, normalmente, los servicios secretos no suelen realizar las detenciones.

El expresident ha actuado como un vulgar prófugo de la justicia y ha intentado en todo momento eludir posibles vigilancias sobre su persona, que fuentes competentes españolas se niegan a confirmar o desmentir. En su huída habría utilizado tanto tren como ferry y automóvil hasta llegar a un punto donde le esperaba un Renault Espace, vehículo en el que se le ha visto moverse por Bélgica.

En todo momento, los servicios de seguridad e información españoles han contado con la colaboración de sus colegas de los países por los que ha pasado Puigdemont, en especial los de Alemania.

Bélgica, Finlandia, Alemania… Cronología de una fuga

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont, responsable del ejecutivo catalán entre enero de 2016 y octubre de 2017, ha sido detenido por la Policía alemana cuando acababa de cruzar en coche la frontera desde Dinamarca en aplicación de la euroorden de detención cursada por la Justicia españ

La detención se ha producido menos de 48 horas después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena procesara el pasado viernes a 25 implicados en el “procés”, 13 de ellos por rebelión, entre ellos Puigdemont -al que también se le acusa de malversación-.

Ese mismo día, Llarena decidió activar la euroorden contra Puigdemont -que se encontraba en esos momentos en Finlandia- y los exconsellers Antoni Comín, Clara Ponsatí, Meritxel Serret y Lluís Puig.

Procesado por el Tribunal Supremo por presuntos delitos de rebelión y malversación, fue la Audiencia Nacional la encargada del caso inicialmente.

Dado que no asistió a la declaración ante el juez fijada para el 2 de noviembre, trasladó cinco órdenes europeas de detención y entrega a Bélgica, donde se encontraba desde el 30 de octubre junto a cuatro exconselleres.

Días después, el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena asumió la investigación y solicitó a Bélgica que retirase las euroórdenes. La Justicia belga cerró el caso el 14 de diciembre.

Desde entonces Puigdemont ha permanecido en el extranjero, fundamentalmente en Bélgica, lo que no le impidió ser candidato en las elecciones del 21 de diciembre. Desde ese país ha realizado diversos viajes.

A partir de las elecciones la cronología es la siguiente:
  • 2017
21 diciembre.- Puigdemont encabeza la lista electoral de JxCat en unas elecciones en las que su grupo obtiene 34 diputados, frente a los 36 logrados por Ciudadanos. No obstante, el bloque independentista logra la mayoría absoluta.

30 diciembre.- Sale de España con destino a Bélgica, donde fija de forma temporal su residencia en la localidad de Waterloo.
  • 2018
22 enero.- El presidente del Parlament, Roger Torrent, propone a Puigdemont como candidato a presidente de la Generalitat. Ese mismo día participa en un coloquio en la Universidad de Copenhague, en el que fue su primer desplazamiento fuera de territorio belga.

27 enero.- El TC prohíbe una investidura a distancia de Puigdemont.

1 marzo.- Puigdemont renuncia “de manera provisional” a su investidura y, en su lugar, propone a Jordi Sànchez, número dos de JxC, en prisión preventiva.

18 marzo.- Puigdemont participa en el Festival de Cine y Foro Internacional de Derechos Humanos de Ginebra, donde permanecerá hasta el miércoles 21 para intervenir en un evento del Instituto de Altos Estudios Internacionales.

22 marzo.- El expresidente de la Generalitat catalana viaja a Finlandia para continuar su campaña internacional en favor del proceso soberanista catalán, invitado por un grupo de diputados finlandeses simpatizantes con el movimiento independentista.

23 marzo.- El Tribunal Supremo dicta una orden de detención internacional contra Marta Rovira y una euroorden para otros cinco implicados en el proceso soberanista de Cataluña huidos de la Justicia, entre ellos Puigdemont.

24 marzo.- El abogado de Puigdemont revela que su cliente ha abandonado Helsinki.

25 de marzo. La policía alemana confirma su detención cuando cruzaba la frontera desde Dinamarca.