la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 28 de junio de 2016

El niñato Rivera / por Rafael Comino Delgado



"...Creo que debe recapacitar, poner los pies en la tierra, madurar, mentir menos y entender que no basta con tener buena figura y expresarse bien; los ciudadanos no somos tontos, como él cree..."

El niñato Rivera

Rafael Comino Delgado
Tengo por costumbre ser sumamente respetuoso con todo el mundo, incluso con aquellos que no lo son con los demás. Lo digo porque, tal vez, algunos estén pensando que falto el respeto al Sr. Alberto Rivera al llamarle "niñato". La palabra niñato tiene varias acepciones en el DRAE, si bien la utilizo aquí como, "joven inexperto, petulante".

Me parece que está actuando, en política, como un joven inexperto, inmaduro y, desde luego, muy , pero que muy, petulante, por tanto no creo ser irrespetuoso al aplicarle tal calificativo.

Y ¿por qué me parece un niñato? Pues lo explicaré. Lleva no sé cuantos meses diciendo que negociará con el PP, pero que el Sr Rajoy debe quedar fuera, es decir, que en modo alguno permitirá que quien ha ganado las elecciones dos veces, con muchísimos más escaños que el segundo, y, por supuesto, que Ciudadanos, no está capacitado para ser presidente del gobierno, a pesar de que los españoles claramente lo prefieren.

No contento con esto, ahora resulta que ha perdido 8 escaños por culpa de la ley electoral, que es la misma que había el 20-N. Entonces, cuando sacó 40 diputados, no decía nada, ahora es "una ley criminal". Más aun, se ha pasado las dos últimas semanas diciendo que un 1% de votos le suponen a Ciudadanos 10 escaños y al PP solo uno. ¿Esto sí es justo?

Acusa la Sr. Rajoy de corrupto, porque está en los papeles de Bárcenas, para el que no respeta la presunción de inocencia, pero la exige para su partido, que, con dos días de vida, está plagado de casos de corrupción más o menos importante, de asuntos oscuros, de utilización indebida de dinero. etc.

Creo sinceramente que se ha pasado las últimas semanas quejándose, como un niñato, de la ley electoral que es la misma para todos, trasmitiendo a los ciudadanos , que nada saben de ello, la idea de que es una ley injusta. 

Miente constantemente. Incluso mintió la noche de las elecciones, cuando salió a hablar, diciendo que la participación había sido la más baja de toda la democracia. ¡Mentira! Fue superior a la del día 20-N.

Quiere aparentar lo que no es. Debe admitir que solo tiene 32 escaños, que los ciudadanos no le quieren por niñato, por cursi, por engreído, por petulante, por inmaduro.

Viene de salvador de la patria, después de haber pululado por varios partidos, de los que salió con más pena que gloria, al igual que otros muchos de sus compañeros de viaje, como el Sr. Luis Salvador, el Sr. Girauta, etc.

Creo que debe recapacitar, poner los pies en la tierra, madurar, mentir menos y entender que no basta con tener buena figura y expresarse bien; los ciudadanos no somos tontos , como él cree.