la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 25 de junio de 2016

La decisión de Morata / por Juan Manuel Rodríguez



"...hay otra gente que, como ya sucediera, por ejemplo, con Isco Alarcón, utiliza a Morata para hacerle daño al Real Madrid y, por extensión, hacérselo también a Florentino Pérez y a Zinedine Zidane..."

La decisión de Morata

Juan Manuel Rodríguez
Con Morata pasa que si dices que la BBC te parece mejor y que, salvo sorpresa morrocotuda, Zinedine Zidane acabaría decidiendo siempre que los mejores futbolistas jugaran más partidos que el resto, parece que estés insultando al chico o faltando gravemente al respeto a la cantera del Real Madrid, en la que se crió. Por supuesto que Álvaro es un fantástico jugador pero habría menos gente hablando de esto si no hubiera marcado tres goles en la Eurocopa, y mucha menos aún si, en vez de marcarlos, los hubiera fallado a puerta vacía; en este último e hipotético caso, que gracias a Dios no se ha dado, sería más bien al contrario y se pediría el traspaso del chico. Como Álvaro ha marcado tres goles pero resulta que Bale lleva otros tantos y Cristiano le marcó el otro día dos a Hungría, el debate se centra sobre Benzema, que al no estar convocado por Deschamps parece harto complicado que marque o deje de marcar goles para la selección anfitriona.

Al Real Madrid le gusta tanto Morata que cuando decidió que siguiera creciendo en la Juve, que le quería y además le quería para jugar, se garantizó una opción de recompra por una cantidad de dinero nada desdeñable, en concreto 30 millones de euros. Al Real Madrid le gusta tanto Morata y confía tanto en sus posibilidades que hace nada decidió pasar por la taquilla del equipo italiano para pagar esos 30 millones de euros. Al Real Madrid le gusta tanto Morata que, si al final el chico no acepta el reto de luchar por un puesto con Bale, Cristiano y Benzema, cree que puede hacer caja con él y venderlo... por el doble de lo que acaba de pagar, que es mucho, una barbaridad. Al Real Madrid, pues, no hace falta convencerlo de las bondades del futbolista; entonces, ¿a quién?... Pues probablemente haya que convencer al propio Álvaro Morata de que sería apasionante para él jugarse el todo por el todo y aceptar el reto deportivo de batallar por acabar incrustando su inicial en la BBC.

Hay mucha gente que piensa honradamente que Morata puede quitarle el puesto a Benzema. Si Bale no hubiera echado abajo la puerta de sus detractores, a quienes hoy no les queda más remedio que aceptar a regañadientes que se equivocaron, el debate sería más amplio, pero existe un consenso generalizado acerca de que Cristiano, que lleva asegurando 50 goles por temporada desde que llegó, y Bale son inamovibles. Pero hay otra gente que, como ya sucediera, por ejemplo, con Isco Alarcón, utiliza a Morata para hacerle daño al Real Madrid y, por extensión, hacérselo también a Florentino Pérez y a Zinedine Zidane. Karim Benzema es uno de los jugadores preferidos del presidente y, ¡oh casualidad!, comparte nacionalidad con el entrenador: date, aquí hay tomate. Pero aquí el único tomate que hay es que Benzema es mejor futbolista que Morata, que es muy bueno, buenísimo, pero que no tiene la calidad del francés. Es mi opinión, que no importa, y al parecer también la de Zidane, que igual sí.