la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 27 de junio de 2016

Mexit: Maradona tenía razón / por Juan Manuel Rodríguez

Esta madrugada Argentina ha vuelto a perder una final de la Copa América. Y nuevamente ante Chile. El partido acabó con empate a cero en el marcador y fueron necesarios los penaltis; el que lanzó Leo Messi, y que al final resultó negativamente decisivo para la suerte del equipo albiceleste, acabó en el limbo. 
  • Estoy convencido de que si Pelé hubiera preguntado a Maradona por Cristiano su respuesta habría sido otra bien distinta. El portugués nunca saldrá corriendo, Cristiano siempre estará ahí.
Mexit: Maradona tenía razón


Justo antes del arranque de la Eurocopa, la indiscreta televisión captó una conversación de esas de andar por casa entre dos genios, Maradona y Pelé, viejos enemigos reconciliados por mor de un acto publicitario y dos de los indiscutibles cuatro mejores futbolistas de la historia. Pelé le preguntaba a Maradona por Messi, que lucha por entrar en ese Olimpo, y Maradona, que conoce muy bien a Leo, confesaba que a su compatriota le falta la personalidad necesaria para ser un líder. No creo que, con esas declaraciones, Maradona estuviera desvelando un secreto guardado de generación en generación, algo que nadie conociera y que, por lo tanto, provocara una sorpresa tremenda; Maradona no estaba criticando la calidad futbolística de Messi sino su ausencia de carácter para liderar a un grupo humano. Y resulta curioso porque a Maradona, que no estaba diciendo en realidad nada extraordinario, le "mataron" por decir su verdad y ridiculizaron sus declaraciones, cuyo fondo nadie rebatió, no porque no tuviera razón sino porque hace años se drogaba. Pero Maradona, que efectivamente se drogó, era tan bueno o mejor que Messi y, sin embargo, sí era un líder sobre el campo.

Esta madrugada Argentina ha vuelto a perder una final de la Copa América. Y nuevamente ante Chile. El partido acabó con empate a cero en el marcador y fueron necesarios los penaltis; el que lanzó Leo Messi, y que al final resultó negativamente decisivo para la suerte del equipo albiceleste, acabó en el limbo. Pero eso sólo puede pasarle al futbolista que, por muy genial y extraordinario que sea, puede acabar marrando el penalti que tira; el que siempre mira cómo lo lanzan otros jamás fallará: no lo falló Bebeto, lo falló Djukic. Lo que demuestra que Maradona tenía toda la razón del mundo cuando le dijo a Pelé que Messi no tiene carácter de líder no ha sido el penalti fallado sino la posterior reacción del capitán de Argentina: Leo Messi ha vuelto (porque no es la primera vez que amaga con marcharse por la puerta de atrás) a amenazar con dejar la selección ("No es para mí"), aunque esta vez parece que va en serio. Y, como con el Brexit, otros compañeros suyos han advertido de que podrían seguir el mismo camino que su... ¿líder?...

Hace una semana que Cristiano Ronaldo falló un penalti con su selección. El partido ante Austria, que acabó con empate a cero, metía en muchísimos problemas a Portugal, que no tenía nada claro su pase a los octavos de final de la Eurocopa. Como siempre que falla, las redes sociales se cebaron con CR7 y el seleccionador luso confesó después que su capitán no había podido conciliar el sueño en toda la noche. Pero nada más acabar el partido, Cristiano dijo lo siguiente: "Es un error personal, cosas que pasan en el fútbol. Aunque ahora estoy decepcionado, me encuentro bien. El mal no dura siempre". Luego, ante Hungría, marcó dos goles, y más tarde, ya en la siguiente ronda, un rechace del portero después de un remate suyo regaló en bandeja de plata a Quaresma el gol que clasificaba a su selección para cuartos. Estoy convencido de que si Pelé hubiera preguntado a Maradona por Cristiano su respuesta habría sido otra bien distinta. El portugués nunca saldrá corriendo, Cristiano siempre estará ahí.