la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 8 de marzo de 2018

El torero Gonzalo Caballero, un rebelde con causa contra Simón Casas




Fue, sin duda, el momento más tenso de una celebración que se presentaba festiva y a mayor gloria de los gestores de la plaza madrileña. Caballero anunció públicamente que devolvía el trofeo 'a la mejor estocada' que le había otorgado el jurado de la plaza por su actuación en la feria isidril de 2017 "por respeto a mis principios" y a pesar de que "me han enseñado que un premio en la primera feria del mundo es lo más grande"


El torero Gonzalo Caballero, un rebelde
 con causa contra Simón Casas

  • Las Ventas homenajea a Don Juan Carlos como 'embajador universal de la tauromaquia'


El Rey Don Juan Carlos fue el invitado principal a la gala organizada por Plaza1, la empresa que gestiona la plaza de Las Ventas, para presentar los carteles de la feria de San Isidro, y recibió un homenaje como 'Embajador Universal de la Tauromaquia', pero el protagonismo se lo robó Gonzalo Caballero, un joven torero madrileño, quien aprovechó que le concedieron un premio ' a los valores humanos' para arremeter contra el empresario Simón Casas por no incluirlo en la Feria de San Isidro.

Fue, sin duda, el momento más tenso de una celebración que se presentaba festiva y a mayor gloria de los gestores de la plaza madrileña. Caballero anunció públicamente que devolvía el trofeo 'a la mejor estocada' que le había otorgado el jurado de la plaza por su actuación en la feria isidril de 2017 "por respeto a mis principios" y a pesar de que "me han enseñado que un premio en la primera feria del mundo es lo más grande".

El torero, que no figura en los carteles isidriles de este año, contó de manera atropellada las negociaciones fallidas que había mantenido con la empresa, y, dirigiéndose a Casas, señaló que "en la segunda llamada hirió mi sensibilidad porque mencionó dos atributos: inteligencia y -perdón por la palabra- cojones". 

"No sé si es muy inteligente devolver un premio, pero yo sé, al igual que el público de Madrid, que c... me sobran -añadió- para ser el novillero de esta década con más orejas en esta plaza; me sobran para matar aquí un toro sin muleta para reivindicar la alternativa que buscaba...; los tuve para matar aquí un toro con el muslo abierto, y para dormir siete meses en un hospital, enterrar a mi padre y veinte días después dar una vuelta al ruedo y llevarme el premio a la mejor estocada" .