la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 21 de septiembre de 2015

Busque las diferencias entre España y La Roja / por Juan Manuel Rodríguez



"...de un tiempo a esta parte, el equipo de Del Bosque se asemeja más a una reunión esporádica de los mejores jugadores de la Liga de Fútbol Profesional que a una auténtica selección nacional, y por ahí se desangra televisivamente hablando. "La Roja" por aquí, "La Roja" por allá... ¿Qué es La Roja?... En la selección de baloncesto nadie maneja ese extraño vocablo inventado para mayor gloria de Cuatro.."

Busque las diferencias entre España y La Roja


La primera diferencia que hay entre la selección de fútbol y la de baloncesto es que en la primera Piqué se apunta a Guanyarem, que es una plataforma independentista, mientras que el líder indiscutible de la segunda, que es catalán y barcelonés como el futbolista del Barça, hace patria constantemente y, sin renunciar por supuesto a sus raíces, que es algo que nunca se le ha pedido ni se le pedirá a nadie, presume de ser español y catalán o catalán y español, que aquí el orden de los factores no altera en absoluto el producto final. Como Gasol no duda, no titubea, no vacila, la gente por supuesto no le pita... como sí hace con Piqué. A Piqué le pitan muchos aficionados españoles que interpretan que, en un momento tan complicado como el actual, el defensa rehúsa definir su condición patriótica, y el seleccionador nacional del ramo, que es Del Bosque, no sólo no llama a capítulo al jugador sino que le defiende y, ya puestos, defiende también la libertad de expresión, como si ésta hubiera estado en peligro alguna vez en España.

La segunda diferencia que hay entre la selección de fútbol y la de baloncesto es que en la primera, y después de cada título, aparecen multitud de banderas, también alguna española de vez en cuando. El asunto este de las banderas, que son todas constitucionales, no resulta baladí puesto que nos ofrece un diagnósico bastante aproximado de cual es la situación actual; de un tiempo a esta parte, el equipo de Del Bosque se asemeja más a una reunión esporádica de los mejores jugadores de la Liga de Fútbol Profesional que a una auténtica selección nacional, y por ahí se desangra televisivamente hablando. "La Roja" por aquí, "La Roja" por allá... ¿Qué es La Roja?... En la selección de baloncesto nadie maneja ese extraño vocablo inventado para mayor gloria de Cuatro; en la selección de baloncesto se habla de España, con eñe, y Scariolo, que es de Brescia, dice a los cuatro vientos que el hecho de que Gasol se sienta español y catalán les une. Si une a la selección de baloncesto, ¿no es posible que desuna a la de fútbol?...

La tercera diferencia es que, y puede que como consecuencia de las dos primeras, no hay nadie en esta selección de baloncesto que se apropie del éxito para su comunidad autónoma, su ciudad, su barrio, su bloque de pisos, su piso, su casa, su habitación; tampoco hay quien le restriegue al otro el fracaso por la cara. España, que no La Roja, acaba de conquistar en Francia el Eurobasket; la mayoría de integrantes del equipo campeón proceden del vigente campeón de Europa, Liga y Copa, que no es otro que el Real Madrid, pero nadie se atreve siquiera a sugerir que sea un éxito madridista sino nacional. Rudy Fernández ha jugado todo el campeonato tocado y, ya en la final, recibió un bloqueo que casi le parte en dos; ayer Rudy se emocionó con el triunfo de España y dijo algo que me llamó la atención: "Seguro que el Madrid no estará contento"... Pero el Real Madrid, como el resto de clubes con jugadores en la selección, está orgullosísimo. Ya se curará Rudy Fernández. Todo sea en aras de la selección de baloncesto de la nación española.