la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 19 de septiembre de 2015

Roncero, Relaño, la Novena y una frase de Benjamín Franklin / por Juan Manuel Rodríguez



"...Ya lo dijo Benjamin Franklin: "El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos".


Roncero, Relaño, la Novena y una frase de Benjamín Franklin

Al hilo de esa falsa polémica entre Benítez y Cristiano que los Tattaglia han estirado como un chicle, dice hoy Tomás Roncero en su artículo del diario Asque "rectificar siempre es de sabios". Es posible que el entrenador del Real Madrid haya percibido que hay algunos colegas míos de profesión con serios problemas de bata blanca, de ahí que haya decidido darles la razón como a los locos; ayer dijo, para que no quedara duda alguna, eso de que "Cristiano es nuestro Pau Gasol", y aún esa contundente y gráfica explicación ya ha sido también criticada por excesiva, no creíble y algo forzada. Al grano: dice Roncero en su artículo del As que "rectificar siempre es de sabios" porque esta semana Benítez volvió a decir que Cristiano era el mejor del mundo; y digo "volvió a decir" porque el entrenador del Real Madrid, y ahí está la hemeroteca para quien la quiera consultar, ya afirmó eso mismo el 23 de julio, hace de eso casi dos meses.

Por otro lado, Benítez jamás dijo que Cristiano no fuera el mejor, nunca. Cuando, presa quizás de la luz de gas de este periodismo de tan ínfima calidad, acabó regateándose a sí mismo, Rafa comentó que él había entrenado a jugadores fantásticos a lo largo de su carrera profesional; esa frase de Benítez no era incompatible con la otra, la de "Cristiano es el mejor". Por otro lado: ¿Exactamente por qué motivo debería el entrenador de un club afirmar que este o aquel jugador es el mejor que ha entrenado nunca? ¿Es posible afirmar eso sin ningún tipo de duda razonable?... En definitiva, que Benítez no ha rectificado y menos aún lo ha hecho ahora, aunque sí sea probablemente ahora cuando, con el presidente del Barça, su antecesor en el cargo y el club catalán mismo acusados por la Audiencia de Barcelona en el conocido "caso Neymar", más interese desviar la atención con esta infantil cortina de humo.

Si, tal y como afirma Roncero en su diario, rectificar es de sabios, debería sugerirle cuanto antes a su director, Alfredo Relaño, que corrigiera aquellas declaraciones de mayo de 2013 en las que dijo sobre La Novena, la del golazo de Zinedine Zidane que pasará sin duda a los anales de la historia de la competición y del que se seguirá hablando cuando todos hayamos muerto, que había sido "una victoria vergonzante". El propio Roncero tuvo una magnífica ocasión de rectificar a Relaño en el programa Punto Pelota y, según su teoría, pasar así por sabio: Florentino Pérez dijo que Alfredo Relaño había aplicado el adjetivo "vergonzante" al modo que tuvo el Real Madrid de conquistar su novena Copa de Europa y Roncero no sólo no rectificó sino que dijo que aquello era mentira. Y hasta hoy. Ya lo dijo Benjamin Franklin: "El sabio consigue más ventajas por sus enemigos que el necio por sus amigos".