la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 26 de septiembre de 2015

“Entre usted y yo, Sra. Alcaldesa de Madrid / Por Pepe Castillo Abreu



“Deberíamos, por una vez, y que sirviera de precedente, Todos Los Taurinos Unidos, iniciar todas las acciones y medidas de fuerza legales que nos asisten en defensa de nuestros ultrajados y vilipendiados derechos”.
  • La realidad que sufrimos los españoles, toros incluidos, es caótica, de división y de enfrentamiento muy preocupante. Y de ello, la clase política es la primera y última responsable.


“Entre usted y yo, Sra. Alcaldesa de Madrid


MURCIA. Viernes, 25 Septiembre 2015. 
Foto.- L.F. Esplá de archivo personal. 
Me quedó incompleto Doña Manuela Carmena -Alcaldesa de Madrid, mi apunte de la publicación anterior, y dirigiéndome directamente a usted desde la muy taurina región de Murcia, con el debido respeto, me explico ahondando en el tema: “Ratificarle mi más firme repulsa a su reprobable cicatero proceder, Doña Manuela, en retirar la subvención a la emblemática Escuela de Tauromaquia “Marcial Lalanda” de la capital de España, y pendiente de ver que decide para El Batán. Su decisión es de hecho y en toda regla, una afrenta, un grave daño a la tauromaquia y una fuerte agresión a una tradición tan arraigada entre los madrileños. Un grave perjuicio, en todos los ordenes, para los intereses de los sufridos contribuyentes de los que usted es su alcaldesa; peor aún, hasta una traición insospechada para aquellos aficionados que la habrán votado. También, una evidente provocación en contra de la cultura de la Tauromaquia, y, en particular, como es el caso, a la ancestralmente arraigada tradición taurina del Pueblo madrileño. Todo un atrevimiento el suyo, teniendo en cuenta la históricamente conocida condición heroica de los madrileños. Además, su censurable decisión de retirar la subvención a la emblemática Escuela Taurina, tiene un calado discriminatorio y vejatorio hacia aquellos jóvenes que buscando alcanzar el sueño de ser toreros, y a la vez, de un plumazo, usted les priva de la formación humana que se imparte en las Escuelas de Tauromaquia”.


En este sentido, me gustaría, desde la autoridad que le confiere el cargo, tuviera a bien, ofrecer una intervención pública, donde informara con detalles y total transparencia sobre todas las subvenciones que concede el Ayuntamiento de Madrid, y los argumentos, criterios y estudiadas razones para concederlas. Posiblemente responderá usted, Sra. Alcaldesa, que todo esta debidamente publicado en la web oficial del Ayuntamiento, y que se han concedido previos los tramites y expedientes pertinentes. Es posible, pero, como no les creo, me tendrían que convencer sometidas esas subvenciones -Todas- a auditorias minuciosamente realizadas por personas y entidades independientes de reconocida solvencia y prestigio.

En todo caso, lo que desde los argumentos fundamentados de los que defendemos cabalmente La Fiesta, y al amparo de la legalidad y los derechos de igualdad en la que ustedes, políticos, con descarado cinismo dicen nos ampara el estado derecho, que no es más que pura, frustrante, palabrería política gastada. La realidad que sufrimos los españoles, toros incluidos, es caótica, de división y de enfrentamiento muy preocupante. Y de ello, la clase política es la primera y última responsable.


Lo que usted ha hecho con suprimir la subvención a la Escuela de Tauromaquia “Marcial Lalanda” de Madrid, y lo que pueda hacer con lo que su particular locuacidad tenga guardada para El Batán, es un atropello ante el que deberíamos, por una vez, y que sirviera de precedente, Todos Los Taurinos Unidos, iniciar todas las acciones y medidas de fuerza legales que nos asisten en defensa de nuestros ultrajados y vilipendiados derechos. 

Y claro, usted, alcaldesa Carmena, y sus acólitos juegan con ventaja, sabedora de que en El Mundo del Toro – Sus Principales Interesados -, siguen siendo sus mejores aliados para tal tropelía, fruto de la inexistente unión, inanición, incomprensible pasividad; desconcertante, irritante y triste para los aficionados que tanto vienen/venimos trabajando, desde la legalidad y las mejores formas, comprometidos en defensa de esta Cultura, y de ello ustedes, como todos los enemigos de Los Toros y Su Cultura, están sabiendo muy bien jugar sus cartas marcadas. Bien es cierto, que a usted ya se le veía venir. Al paso que lleva todo su movimiento abolicionista taurino, junto
con los pseudo defensores de los animales, fariseos y mercenarios incluidos, y que observa el más ajeno, me hace recordar una frase lapidaria que un día en distendida charla de sobremesa en Cartagena, degustando un típico “asiático cartagenero” y dando cuenta de sendos Cohiba, me dijo el Maestro Luis Francisco Esplá: “No le des vueltas Pepe, Los Toros por el nefasto sistema en que se manejan, junto con los enemigos que tienen dentro y fuera, tienen tristemente fecha de caducidad…”. El tiempo da y quita razones, pero es evidente que esto pinta mal. Muy mal.

Vuelvo a recordar, el próximo domingo en Abarán hay convocada “Manifestación antitaurina”. Que no pase nada. Aunque lo que debería esta “Manifestación Antitaurina” es la de no tener los preceptivos permisos y que las fuerzas del orden la impidiera; pero, en el caso de que la Autoridad competente, por torpeza o negligencia, los haya concedido, confiemos que los sufridos, vejados y atacados aficionados a Los Toros, al menos, tengamos las debidas garantías de protección y seguridad a nuestra integridad física y nuestros derechos de libertad no sean una vez más pisoteados, y se hallan adoptado las medidas preventivas por parte de la Delegación de Gobierno”. Los aficionados a Los Toros seguiremos en nuestra línea y proceder de ejemplar educación, civismo y respeto. 

Que Díos la guarde muchos años, Sra. Alcaldesa.