la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 27 de septiembre de 2015

HERENCIA (C. Real): VÍCTOR PUERTO Y LEONARDO SAN SEBASTIÁN SE REPARTEN CUATRO OREJAS : por Ignacio Rubio



VÍCTOR PUERTO Y LEONARDO SAN SEBASTIÁN SE REPARTEN CUATRO OREJAS EN HERENCIA

Ignacio Rubio Gómez/Corresponsal en España. 
Herencia, Ciudad Real.-2015-09-26 18
Con una pobre entrada para lo que acostumbra esta plaza, más habituada al toreo a caballo, y unos aledaños repletos de juventud al albor de la fiesta y cerveza fresca restó publico al festejo, en el que se lidiaron reses de La Galana que dieron juego dispar y uno del Ventorrillo complicado.

Víctor Puerto cortó dos orejas al primero por una faena pulcra llena de detalles muy artísticos, destacando el toreo en redondo y la templanza, se gustó el paisano en muchos pasajes en honor a la verdad el novillo chico no asustaba a un matador acostumbrado a otras batallas, su final por invertidos y estocada que asomó para dos orejas. En su segundo no tocó pelo por mal uso de los aceros, en faena de parecido corte pero ante un animal mucho más complicado.

Leonardo San Sebastián nos gustó en muchas fases de su faena al primero donde hubo muletazos largos y profundos y curvaturas en cintura rematados atrás con mucho duende, lastima de los desarmes y el pésimo uso de los aceros, fue aplaudido. Su segundo un marmolillo con mal genio pues en complicaciones a toda la cuadrilla por momentos sembrando el pánico, volteó fuertemente a Jorge Fuentes con traumatismo torácico que no le impidió seguir la lidia, Leonardo tomó el mando ante tanto desatino, para cuajar una faena pulcra y de valor ante el mirón de La Galana que había que hacerle las cosas bien, al natural no tenía ni un pase y todo se basó a derechas por donde mandó el madrileño gustándose en los de pecho, esta vez la espada entró a la primera para cortar dos orejas. 

FICHA DEL FESTEJO
Tres novillos de La Galana, de muy pobre presencia y deslucidos, y uno de El Ventorrillo.
Víctor Puerto, dos orejas y ovación.
Leonardo San Sebastián, silencio y dos orejas.
 Víctor Puerto
Leonardo San Sebastián