la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 15 de noviembre de 2016

EL CHANO SIGUE TRIUNFANDO / por Antolín Castro



"...Nueva York es una ciudad famosa por muchísimas cosas y una de ellas es su famosísimo maratón. Hasta allí viajó Vicente hace unas jornadas para participar en la modalidad deportiva que ahora practica. El resultado viene a demostrar que está hecho de otra pasta como torero que es..."

EL CHANO SIGUE TRIUNFANDO

Hasta hace muy poco, poco más de cuatro años, Vicente Yangüez ‘El Chano’ era un banderillero de los considerados como de primera fila, sus éxitos profesionales así lo atestiguaban.

Una inesperada voltereta en Ávila le produjo lesiones irreversibles para desarrollar su profesión y también para ver muy limitada su vida privada. Una fractura vertebral y la lesión medular le dejaron postrado en una silla de ruedas.

Duro trance por el que pasó El Chano pero que en ningún momento le mermó su capacidad de lucha, sus ganas de vivir, su deseo para seguir siendo un hombre activo. Abrazó el deporte, evidentemente el que su nueva situación le permitía practicar, y decidió seguir aspirando a ser un número uno como lo había sido entre los hombres de plata.

El handcycle (bicicleta accionada con las manos) es ahora su pasión. En esa bicicleta vierte sus energías este madrileño. Cada día, como antes en los entrenamientos como torero, vuelca toda su pasión para llegar a lo más alto. Seguro que no va a defraudar. Vicente ha nacido para pelear entre los mejores.

Nueva York es una ciudad famosa por muchísimas cosas y una de ellas es su famosísimo maratón. Hasta allí viajó Vicente hace unas jornadas para participar en la modalidad deportiva que ahora practica. El resultado viene a demostrar que está hecho de otra pasta como torero que es. Sabe del sacrificio, del esfuerzo, de la lucha con la adversidad y de ahí que su capacidad le permita logros importantes. Los tuvo como torero y ahora los tiene como deportista.

El segundo puesto de la prueba en su 
especialidad no es un hecho casual

El resultado de la prueba de la maratón neoyorquina no deja ningún lugar a dudas. Quedar segundo en su modalidad no está al alcance de cualquiera. La preparación y tesón de El Chano quedó patente una vez más, en esta ocasión en el amplio ‘ruedo’ de la ciudad de los rascacielos.

Vaya nuestra felicitación personal y la de toda la afición del mundo del toro. Si le admiramos como banderillero, ahora lo hacemos como deportista de alto nivel. La lesión no le ha dañado ese gran corazón que es necesario para seguir luchando, para seguir teniendo objetivos que cumplir.

Las metas están para llegar a ellas

Gracias Vicente por la nueva lección que nos dejas, gracias por seguir siendo fiel a tu lucha, ya que esa lucha tiene muchos caminos donde ejercitarse. Gracias por dejar tan alto el pabellón español en esa difícil prueba y gracias por demostrar de qué están hechos los toreros. El toro da y quita, pero nunca consigue doblegar los sueños de quienes a él se enfrentan. Tú eres un brillante ejemplo de ello. Gracias por hacernos sentir orgullosos de uno de los nuestros, mucho más cuando muchos otros intentan desprestigiaros. Gracias.