la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 15 de noviembre de 2016

Periodistas que hablan por boca de ganso culé / por Juan Manuel Rodríguez



"...Ayer, a raíz de la información que el diario Marca ofrecía sobre el futuro de Leo Messi, oí por la noche a un periodista deportivo que habitualmente cubre la información del Barça poniendo en duda la veracidad de la misma..."

Periodistas que hablan por boca de ganso culé

Juan Manuel Rodríguez
La de periodista es la profesión menos corporativista que existe. Me río cuando escucho eso de que "perro no come carne de perro" o "entre bomberos no nos pisaremos la manguera". Ojo, no me quejo. No sé por qué cuando un periodista deportivo da una opinión (que es a lo que nos dedicamos últimamente, a opinar) no va a poder ser rebatida por otro periodista deportivo. Claro que el problema viene cuando no argumentas sino que arremetes contra la persona, el famoso argumento ad hominem. En la batalla argumental vale todo, en la descalificación personal no todo vale. Yo mismo he caído a veces en esa trampa, de lo cual me arrepiento profundamente.
Ayer, a raíz de la información que el diario Marca ofrecía sobre el futuro de Leo Messi, oí por la noche a un periodista deportivo que habitualmente cubre la información del Barça poniendo en duda la veracidad de la misma. El periodista en cuestión, que pasa por ser uno de esos periodistas serios y concienzudos, uno de esos que huye del show, arremetía contra el periódico y contra el autor de la información, Carlos Carpio, porque casi había coincidido en el tiempo con la negativa del Barça a acudir a la gala que el diario había celebrado una semana antes. Lo que sugería el periodista, aunque sin atreverse a decirlo abiertamente, es que el periódico deportivo más importante de España, fundado en el año 1938, llevaba a su portada una información para vengarse del club catalán por no haber aceptado su invitación. Triste, ¿verdad?...
Si yo hubiera sugerido algo semejante me habrían tachado inmediatamente de periodista de bufanda y, sin embargo, el comentario de este colega pasó sin pena ni gloria cuando, en realidad, lo que estaba haciendo no era otra cosa que acusar al diario Marca de publicar una información falsa como vendetta contra un club de fútbol. Para saber qué pasará con el futuro de Messi aún habrá que esperar un poquito más pero para saber qué sucedió ayer con esta (y otras reacciones) sobre la noticia de Carpio no hay que esperar: este (y otros periodistas) hablaban, por supuesto, por boca de ganso, más pendientes de apuntarse un tanto ante Bartomeu, que no fue capaz de negar la información, que de verificar los datos. No hubo desmentido oficial por parte del club... porque ya se encargaron de desmentir la noticia los verdaderos periodistas de bufanda... culé.