la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 16 de diciembre de 2015

"EL HIJOPUTA NO DESCANSA": Pablo Iglesias se hace la foto en el funeral de los policías asesinados.


"...Aseguraba emocionarse al ver a manifestantes agredir a agentes de la UIP. Ahora, a escasos días de las elecciones, acude a las honras fúnebres por los dos últimos caídos de la Policía..."


Sentimiento común en la Policía: "vergüenza"
"Nos da vergüenza que alguien que dice emocionarse viendo cómo nos agreden acuda ahora a mostrar su dolor por la pérdida de dos de nuestros compañeros de la UIP"


Para sacar rentabilidad electoral.
Iglesias se hace la foto en el funeral de los policías asesinados

Tras haber mostrado reiteradamente el regocijo que le producía ver las imágenes de los agentes de la Unidad de Intervención Policial(UIP) -antidisturbios- apaleados en Madrid durante las jornadas 'Asalta el Congreso' auspiciadas por Podemos, Pablo Iglesias -al igual que hizo Íñigo Errejón retirando sus tuits ofensivos contra los policías- ha aprovechado el funeral de los dos agentes de la Policía Nacional asesinados en Kabul, Isidro Gabino San Martín y Jorge García Tudela, para sacar rentabilidad electoral.

No se ha arrepentido de las declaraciones vertidas en septiembre de 2012 en las que aseguraba que "me emociona" ver a manifestantes rodear y agredir a un policía. Tres años después tampoco ha emitido una sola palabra que haga prever que su visión sobre la Policía Nacional ha cambiado. Sin embargo ahora, a cinco días de las elecciones generales, ha sido la contabilidad electoral lo que ha motivado al líder de Podemos y candidato a la presidencia del Gobierno a acudir a las honras fúnebres por los dos últimos caídos del Cuerpo al que tiempo atrás no tuvo empacho en insultar.

Fuentes policiales, a la salida del acto homenaje a los 'héroes de Kabul', consideran que al tratarse de un funeral de Estado es "lógica" la presencia de representantes políticos, además de "agradecida por parte de todos los funcionarios de la Policía Nacional". Ello no mitiga, añaden, la "sensación de dolor y de malestar" que invade el Cuerpo debido a los mensajes de Errejón en los que llamaba "nazis y retrasados" a los agentes y a las mencionadas declaraciones de Iglesias que también "transmiten desprecio".

Aseguran, además, que "estamos esperando una rectificación o aclaración pública por su parte". "Estamos en campaña electoral y por eso Pablo Iglesias ha acudido a dar el último adiós a nuestros compañeros Isidro y Jorge. Ha aprovechado sus muertes para obtener beneficio de cara a las elecciones", añaden indignados.

Los policías asistentes al funeral valoran la presencia del líder de Podemos en el complejo policial de Canillas con un sentimiento común: "vergüenza". "Nos da vergüenza que alguien que dice emocionarse viendo cómo nos agreden acuda ahora a mostrar su dolor por la pérdida de dos de nuestros compañeros de la UIP", señalan. Le recriminan asimismo su intención de "hacerse la foto para quedar bien" y, en respuesta a las palabras en las que Iglesias señalaba que "la Policía no protege a la gente, son matones al servicio de los ricos", advierten: "la Policía protege siempre, incluso a las personas que, al igual que él, no nos respetan".

Las fuentes consultadas se muestran "convencidas" de que "si no hubiéramos estado en campaña electoral, Pablo Iglesias no habría asistido al homenaje". "Que los políticos protejan a los que protegen, pero en vida, no una vez que están muertos", sentencian.

La ceremonia religiosa fue oficiada por el arzobismo castrense Juan del Río y presidida por los Reyes y los principales líderes políticos. Además del líder del Ejecutivo, Mariano Rajoy, y de Pablo Iglesias, estuvieron presentes otros tres candidatos a la presidencia del Gobierno: Pedro Sánchez (PSOE), Albert Rivera (Ciudadanos) y Andrés Herzog (UPyD), que cambiaron sus agendas de campaña para asistir a la ceremonia. Quien no estuvo fue el candidato de Izquierda Unida, Alberto Garzón, que manifestó públicamente que no iba a cambiar su agenda política para estar presente en el acto. Al término de la misa, que duró en torno a una hora y a la que asistieron numerosos policías y también guardias civiles encabezados por su director general, tuvo lugar un acto de homenaje a los caídos durante el que se interpretó La muerte no es el final.