la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 31 de diciembre de 2015

“Tiempo y ansias” / Por Juan TOMÁS FRUTOS



Foto del inolvidable Maestro 
D. ANTONIO BIENVENIDA


“Sepamos, como saben los buenos toreros de la existencia, que cada día es una maravilla que proporciona aspectos científicos y otros no mesurables. Todos, no obstante, nos añaden.….”

“Tiempo y ansias”

Juan TOMÁS FRUTOS*
MURCIA. Jueves, 31 Diciembre 2015. Las premisas de cada jornada han de cimentarse en la felicidad, que no se ha de esconder en un arca: hemos, más bien, de exprimirla y de multiplicarla desde el afán de compartir como esencia y base de una prosperidad infinita.Hemos de dar gratis aquello que nos alcanza incluso por azar. Seamos conscientes de lo que somos y de cómo somos, y saquemos provecho a la realidad circundante.

Hemos de obtener el gusto más especial por cuanto nos acontece, que no la recompensa, y, asimismo, por la tarea bien confeccionada. El arte aparece en todas partes, con demandas creadas desde la emotividad más sincera. Vayamos hacia ese lugar donde aprendemos a conseguirlo todo, especialmente lo intangible, lo inefable, lo que no se advierte con una simple mirada.

Cada promesa ha de ser cumplida en la parte que sea menester. No dejemos nada al albur de promesas no escritas. No vivamos de halagos ni de densas frustraciones. Como sabemos, no conducen los extremos a nada. Utilicemos el prisma de la ilusionante respuesta ante cada reto, que nos ha de otorgar fortaleza y querencias por lo óptimo y por salir adelante. No nos comportemos en soledad, que eso no nos distinguirá en positivo y con destellos de dicha.

Busquemos con devoción lo que nos puede otorgar inclinación por lo debido, por lo que nos regala paz, por lo que nos brinda concordia en primer lugar con nosotros mismos, y a continuación con los ecosistemas y con los demás. No rompamos lo que nos da valor, que tiene que ver con la estimación y con el cariño. La historia es en función de las opciones que tomamos. Embarquemos escogiendo una ruta adecuada. En el universo taurino nos deleitamos con una perspectiva similar a la que aquí enunciamos.

Sepamos, como saben los buenos toreros de la existencia, que cada día es una maravilla que proporciona aspectos científicos y otros no mesurables. Todos, no obstante, nos añaden. Tengamos presente, en paralelo, que la salsa, la dosis y el sabor que recordaremos de verdad los pondremos nosotros, y, por ende, depende de nosotros el trazar genuinas huellas de jovialidad. Empecemos por verlas. Precisamos, por supuesto, tiempo y ansias.
--

*Juan Tomás Frutos, es Periodista-Editor de Informativos RNE y TVE en Murcia.