la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 19 de diciembre de 2015

Real Madrid: Benítez amenazado / por Rafael Comino Delgado



"...Hay una enorme falta de autoridad y una enorme sobra de soberbia e indolencia por parte de los futbolistas, o para ser exactos de algunos futbolistas, léase Cristiano, Ramos, Benzema (este siempre tuvo la misma actitud), Bale, James, Kroos, es decir los considerados estrellas, que en buena lógica son los que más cobran y deberían ser los primeros en dar ejemplo de entrega, rendimiento y comportamiento..."


Benítez amenazado

Rafael Comino Delgado
Según comentan algunos periodistas deportivos, Rafa Benítez corre gran riesgo de ser cesado si el Real Madrid (RM) no cambia radicalmente de actitud y empieza a jugar bien y ganar partidos.

Incluso se comenta que el sustituto sería Zidane que, como entrenador, hasta ahora lo único que ha hecho es sacarse, por fin, el Título. En mi opinión cesar a Benítez seria como tener un paciente con un cáncer que debe operarse y, en lugar de operarle y extirpárselo, solo cambiarle de médico de cabecera.

Vaya Vd. a ver si ello es cierto, puesto que de las noticias, o rumores, que suelen aparecer en los medios deportivos, el 80% son falsas, y muchas de ellas inventadas con objetivos concretos.

Pero por otra parte no me extrañaría, ya que en el mundo del futbol generalmente siempre se rompe la cuerda por el entrenador, cuando en el 95 % de los casos la culpa de los malos resultados es de los jugadores. Ello es especialmente evidente en el RM y en este momento. Hay una enorme falta de autoridad y una enorme sobra de soberbia e indolencia por parte de los futbolistas, o para ser exactos de algunos futbolistas, léase Cristiano, Ramos, Benzema (este siempre tuvo la misma actitud), Bale, James, Kroos, es decir los considerados estrellas, que en buena lógica son los que más cobran y deberían ser los primeros en dar ejemplo de entrega, rendimiento y comportamiento.

Los jugadores no tienen que entrar a valorar lo que hace la Directiva, si vende jugadores, o traspasa otros, o si trae un entrenador u otro, o si la precampaña se debe hacer en Estados Unidos o en China. En todo caso si tienen algo que opinar al respecto que lo hagan en privado al entrenador, pero no a la prensa. Su misión es jugar al futbol, en el puesto que les diga el entrenador y, dado lo que ganan, dejarse la sangre en terreno de juego.

¿A qué viene que Cristiano diga que no es bueno cambiar de jugadores? ¿A qué viene que Ramos esté constantemente haciendo declaraciones veladas contra Benítez y el Club, cuando es uno de los que más gana, peor juega y más partidos ha perdido el RM por su culpa? ¿A qué viene que el representante de Bale diga que no le ponen en el lugar que debe jugar, cuando ha jugado en múltiples puestos y jamás ha demostrado verdadera entrega? Benzema lleva varios años dormido; es uno de los que no debería ni abrir la boca y dar gracias al RM constantemente porque le ha hecho un gran estrella, cuando no llega ni a un pequeño farol de petróleo. Así podríamos seguir pero, ¿para qué? En el RM hace falta mucha mano dura sobre los jugadores y todos los empleados del Club.

Echo de menos que no haya salido ya el Presidente y haya dicho:

1)Rafa Benítez seguirá hasta final de temporada , por lo menos, pase lo que pase, así es que los que tienen esperanza en que le echemos, que lo olviden.

2)Los responsables de los malos resultados son aquellos jugadores que no se esfuerzan , que no rinden a tenor de lo que ganan.

3)También somos responsables la Junta Directiva y el entrenador, por haber sido demasiado permisivos con los poco comprometidos, y no haber sentado en el banquillo a los que no están rindiendo. Pero a partir de ahora todo va a cambiar. Se acabó el abuso de los poco comprometidos , poco profesionales, que no respetan al Club y a la afición, que son quienes les pagan. ¡Ahora a trabajar todo el mundo!

Si Don Florentino continua en esa actitud de pusilanimidad, simplemente poniendo paños calientes y no afrontando el problema donde está, puede que le obliguen a dimitir.