la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 5 de junio de 2016

Úbeda. Ponce: “Hoy se arriesga más que nunca, en parte, porque están ustedes, los médicos” / XXII Congreso Internacional de Cirugía Taurina.


Disertación de Enrique Ponce, acompañado en la mesa por el Dr. Rafael Fuentes, Dtor. del Congreso, Antonia Olivares, alcaldesa de la ciudad, y Juan Lamarca que hizo una brillante presentación del torero de Chiva afincado en tierras jienenses de las Navas de San Juan.

El valenciano ofrece una clase magistral en la que liga la evolución de la Tauromaquia con los avances en la medicina taurina.


Juan Lamarca, ex presidente de festejos taurinos de Madrid, tuvo una destacada intervención ante lo más representativo de la ciencia médica del mundo taurino, ofreciendo una magnífica y emotiva presentación del maestro Enrique Ponce, precedido de un interesante preámbulo en el que expresaba su recuerdo al fallecido torero mexicano, Rodolfo Rodríguez EL Pana, al tiempo de mostrar su grattitud y satisfacción por la invitación recibida para participar en este magno acontecimiento, y así tener la oportunidad de sentir nuevamente la cercanía de los hermanos americanos cirujanos taurinos, cuando, precisamente, viene de celebrar en Madrid el VI Encuentro Iberoamericano del Círculo Taurino Amigos de la Dinastía Bienvenida, e inmerso en el más puro sentido de hispanidad de la que el toro, la tauromaquia, constituye uno de sus elementos más genuinos y ancestrales de identidad.

Juan Lamarca finalizó su lectura con el párrafo siguiente: 

"..Conviene dejar en segundo plano la referencia a la dimensión de artista de Enrique Ponce. Por desgracia el término se encuentra tan menospreciado y se aplica sin tasa a personajes de vuelo tan corto y de interés tan relativo que es casi mejor no confundir a la audiencia aplicando a un torero que encierra una complejidad de tal magnitud un término tan restrictivo. 

A cambio digamos que Enrique Ponce posee gusto, posee esa desusada elegancia que emana de la naturalidad, de lo no impostado, y que posee el clasicismo de lo que no se puede hacer mejor, que es lo “arrematao” en palabras de Rafael “El Gallo”.
Porque Enrique Ponce es, con toda seguridad, el torero más completo que nos será dado ver en nuestra época, naturalmente el Excmo. Sr. D. Enrique Ponce Martínez.   
          
El Dtor. Fuentes abre la sesión de la 2ª Jornada del Congreso de Cirugía Taurina, dando la acogida a la figura de época Enrique Ponce, acompañado en la mesa por la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares, y Juan Lamarca.

Ponce: “Hoy se arriesga más que nunca, en parte, porque están ustedes, los médicos”
  • El de Chiva llama a seguir luchando por unas enfermerías en condiciones y mejorar la relación entre médicos y toreros más allá del momento del percance.

Fotos: JESÚS DELGADO
Enrique Ponce, tras pedir un minuto de silencio por la muerte del matador mexicano Rodolfo Rodríguez El Pana,  ofreció este viernes una clase magistral en el congreso de Cirugía Taurina que se está celebrando en las ciudades jienenses de Úbeda y Baeza. El torero valenciano hizo un recorrido por la historia del toreo ligada a la evolución de la cirugía taurina con el argumento de que el toreo ha mejorado, en parte también por la seguridad que tienen los toreros en la medicina. “Los toreros nos entregamos más cuando estamos más seguros, cuando nos encontramos en una tesitura en la que solamente tenemos que entendernos con el toro, esto provoca que profundicemos en nuestras distintas tauromaquias, que asumamos más riesgos, para ir más allá”, afirmó el torero de Chiva, que añadió: “Hoy se arriesga mucho más que en las tauromaquias antiguas, pero la diferencia está en ustedes, en la medicina, en la cirugía, en su talento, en el esfuerzo que ustedes, los médicos, hacen por cuidar de nosotros los toreros”.

Durante la clase magistral habló de su propia experiencia, de sus cornadas y cómo se ha enfrentado a ellas e hizo dos reflexiones de mejora para el futuro: la relación entre toreros y médicos más allá del momento del percance, y la lucha porque haya una enfermería en condiciones en todas las plazas.

Por lo que se refiere a la relación entre el torero y el equipo médico, Ponce sostuvo: “no soy un erudito en la materia médica, ni mucho menos, es más, mi atrevimiento en este sentido casi me ruboriza a la hora de dirigirme a ustedes, pero les puedo decir lo que siente y necesita un torero en esos momentos: Necesita confianza absoluta en la persona en la cual dejará la vida en sus manos”. Por eso, pidió a los médicos que se den a conocer más entre cuadrillas y matadores,“empatizar con nosotros, que conozcamos su calidad humana y profesional, que si sucede, el nunca deseado percance, tengamos la tranquilidad de que hay un buen equipo y estamos en buenas manos profesionales”, apostilló el diestro.

En cuanto a las enfermerías en las plazas de toros, Ponce animó a “seguir en la lucha por reivindicar que las enfermerías estén adecuadas y les puedan ofrecer a ustedes los medios necesarios para que realicen su trabajo, porque, sino, aquí no hacemos nada, no sirven para nada todos los avances y experiencias que ustedes se comuniquen, unos a otros, en estos congresos, si cuando tienen que ponerlos en práctica nos encontramos con la frustración de ver enfermerías viejas, sucias, sin instrumental, sin condiciones higiénicas, en algunas ocasiones cerradas y sin que nadie sepa donde están las llaves, al final, hay que poner una UVI móvil y al hospital más cercano. Reclamemos estas circunstancias por el bien de todos, para poder decir que disfrutamos de un espectáculo moderno, actualizado”. Ponce también destacó la importancia de la formación del personal que hay en el ruedo para saber cómo actuar.

Enrique Ponce también quiso aprovechar la ocasión para agradecer a los médicos su trabajo: “Gracias por todo el esmero, por el talento y la pasión que ponen en atender a los toreros, gracias por ayudarnos a superar nuestros miedos en el hule del quirófano, gracias por comprendernos y disculparnos cuando nuestra ansiedad y nerviosismo nos lleva a tomar algunas decisiones complicadas, a veces difíciles de explicar. Gracias por la entrega a una tarea nunca bien remunerada, en ocasiones con los medios justos, muchas veces incomprendida y en otras muchas situaciones, cuando la ciencia y la providencia no se ponen de acuerdo en el fatal desenlace, el sufrimiento en el plano personal y profesional”.

*****
Galería Fotográfica: La Loma
Respetuoso minuto de silencio guardado por la muerte del matador mexicano Rodolfo Rodríguez El Pana














El afamado alfarero ubetense Tito entrega a Ponce 
un artístico plato de barro