la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 6 de junio de 2016

UN FINAL CON SUSPENSE / por Antolín Castro / Fotografías de Andrew Moore


Suspense. Esperamos al último toro de la 
feria para ver galopar hacia el caballo


UN FINAL CON SUSPENSE

Antolín Castro
Fotografías de Andrew Moore
S.I.16.- Llegó el 5 de junio, esa fecha que parecía que nunca llegaría, y con ello tuvo lugar el último festejo del larguísimo serial isidril, de treinta y un días sin descanso, de tener que estar en la plaza primero y después con todos ustedes.

Y, sinceramente, les digo que es excesivo en grado sumo. No hay motivos, salvo los de los que hacen caja, para soportar una feria tan larga, tan espesa, donde los resultados los salvan los rejoneadores y cuatro o cinco toros, y éstos ya ven se pueden contar con los dedos de una mano.


La tarde de Miura marcaba el cierre y ha tenido cierto suspense… además de entretenimiento. Para empezar se devolvía el primero, no era buen síntoma. Corrió turno Rafaelillo y lidió el que iba a hacer cuarto. Toro que, a la postre, mostró un buen pitón izquierdo y un imposible derecho, yéndose al pecho nada más comenzar. La faena fue cogiendo vuelo a base de naturales, unos mejores que otros dada la irregularidad intempestiva de las embestidas, pero interesando a los espectadores. Se tardó en cuadrarle para entrar a matar y esa demora, más el aviso, generó nerviosismo en el espada murciano, que perdió trofeo por tener que entrar varias veces. Lo que pudo ser triunfo no lo fue.

Suspense, o quizá suspenso, supuso el sobrero de Valdefresno, un zambombo de mucho cuidado. Además flojo, lo que le hizo perder las manos varias veces durante el trasteo, haciendo imposible un medio lucimiento. Ahora, que no hacía falta, se cumplió el axioma, un espadazo hasta la bola.


Javier Castaño hubo de saludar al deshacerse el paseíllo. Madrid supo reconocerle su lucha contra el cáncer de este pasado invierno. Luego durante sus trasteos se tuvo siempre respeto por su actuación, que fue mejor en su segundo. Suspense en ese toro para cuando ‘Lipi’ falló el segundo par de banderillas, lo que permitía ir de nuevo a Fernando Sánchez quien en su turno no había estado muy brillante. Falló ‘Lipi’ y volvió el ‘patillas’ poniendo un par de los buenos y ovación al canto.


Pérez Mota creo que bailó con el lote menos potable, y ha visto silenciada su labor. Sin embargo hay que anotarle en su haber el interés por respetar el tercio de varas del último toro de la feria. Ahí se ha vuelto a mantener el suspense por ver si se arrancaba o no al caballo, cada vez a más distancia. Los aficionados han disfrutado con esas tres alegres embestidas al caballo de ‘Ojeador’ último toro de la feria. No es que sea mucho, pero hemos tenido que esperar al último minuto para verlo en la feria, no cabe mayor suspense, ni en el cine.

Se acaba la feria y es seguro que declararán triunfador a Manzanares, que por cierto no ha estado en la misma, solo en la Beneficencia, que se anuncia fuera de abono, y es que cuando se trata de presumir de algo a todos se les olvida que solo quiso anunciarse en la corrida que era más fácil por muchos motivos. Si está fuera está fuera y a mi me gustaría más que se lo llevara David Mora. Pues verán como no, ahí ni suspense ni nada. Todo vale. 

Llegamos al final sanos todavía, pero preferiría que dejaran la feria en tres semanas. Con eso ya sería suficiente.