la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 5 de noviembre de 2016

Cristiano a la pata coja / por Juan Manuel Rodríguez



 "...Da la sensación de que CR7 es a la pata coja mejor jugador que sus competidores. Desde que llegó aquí en 2009, y algún artículo he escrito al respecto, han tratado de hundir a Cristiano. Primero por lo que costó, después por su nacionalidad, más tarde por sus amistades y ahora por su calidad, que "no es brillante"; aún así, una vez y otra y otra más, el jugador se ha reinventado..."

Cristiano a la pata coja

Yo soy el segundo en reconocer que Cristiano Ronaldo no está, ni de lejos, en su mejor momento de forma desde que llegó al Real Madrid. Y soy el segundo en reconocerlo por la sencilla razón de que estoy convencido de que el primero es él mismo. A Cristiano, como al Madrid, le sucede que por una de sus crisis vendería el alma al diablo el noventa y nueve por ciento de los futbolistas profesionales. Y, como al Madrid también, todo lo que hace CR7 o no tiene valor o es fácil de conseguir. Por ejemplo: el otro día, después de su hat-trick en Mendizorroza, alguien dijo en la Cadena Ser lo siguiente: "Cristiano ha marcado tres goles, eso está ahí; pero uno es de penalti, otro tras un rebote y otro más lo consigue porque el Alavés está volcado". ¿Volcado el Alavés?... Yo vi otro encuentro. Conclusión: el partido de Cristiano "no es brillante".

Todo vale con tal de desprestigiar a Ronaldo. Nadie pone en tela de juicio que Luis Suárez sea uno de los grandes goleadores mundiales. Es más, y más allá del comportamiento poco edificante del uruguayo sobre el terreno de juego, creo que el delantero del Barça pasará a la historia del fútbol mundial como uno de los mejores rematadores de todos los tiempos. Pues bien: comparando los números de Suárez con los de Cristiano a uno le entran ganas de preguntarle al bueno de Luisito qué ha hecho perdiendo el tiempo durante todos estos años o por qué no se ha esmerado un pelín más. Suárez, que es un delantero descomunal, superó por primera vez la temporada pasada la cifra de 50 goles (59) desde que empezó a jugar al fútbol allá por 2004 mientras que Cristiano, que "sólo" marcó 51, lleva superando la media centena a lo largo de los últimos seis años.

En un arranque arrollador y a pleno rendimiento, Suárez y Messi han marcado cada uno 7 goles con el Barça en Liga y Griezmann, que es el hombre de moda, lleva 6 con el Atleti, mientras que un renqueante y acabado Cristiano lleva ya 5 con el Madrid. Da la sensación de que CR7 es a la pata coja mejor jugador que sus competidores. Desde que llegó aquí en 2009, y algún artículo he escrito al respecto, han tratado de hundir a Cristiano. Primero por lo que costó, después por su nacionalidad, más tarde por sus amistades y ahora por su calidad, que "no es brillante"; aún así, una vez y otra y otra más, el jugador se ha reinventado. Esta nueva acometida, probablemente la más furiosa, está estrechamente relacionada con el hecho de que el Real Madrid tiene previsto ampliar el contrato de su máximo goleador histórico hasta 2020 y con que el chico va a ganar el Balón de Oro y el premio de la FIFA y por ahí sí que no piensa pasar el establishment, o sea Messi. Pincho de tortilla y caña, como diría el maestro Luis Herrero, a que Cristiano marca al menos otros 200 goles hasta entonces. ¿Apostamos?...