la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 9 de noviembre de 2016

¡DIOS BENDICE A AMÉRICA Y A TODO OCCIDENTE! DONALD TRUMP, PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS!



La candidata demócrata Hillary Clinton no reconocerá la derrota esta noche. Así lo confirmó su jefe de campaña: “Todavía están contando los votos, cada uno cuenta, les pido por favor que se vayan a dormir”.

Una negra “latina”! llora la derrota de Clinton.


¡DIOS BENDICE A AMÉRICA Y A TODO OCCIDENTE! DONALD TRUMP, PRESIDENTE DE ESTADOS UNIDOS!

Mientras tanto, se vivía un clima de euforia en el búnker de Donald Trump. Pasadas las 4 de la mañana la suerte parece estar echada. El candidato republicano se impuso en estados clave como Ohio, Carolina del Norte, Florida y Pennsylvania, superando a su rival con el número de delegados, a pesar de que la demócrata se impuso en California, el estado que más electores otorga.

Esta madrugada, la ex primera dama tenía 215 electores frente a 264 del neoyorquino. En el voto popular, ambos candidatos se llevan tan solo un punto porcentual, 48,2% a 47,1%, en una dramática polarización nacional.

Se necesitan 270 electores para ganar la elección.

En el estado estratégico Florida, el magnate se quedó con el 49,2% de los votos, frente al 47,7% de Hillary. También ganó los 18 electores de Ohio. Este estado industrial del Medio Oeste se considera un barómetro electoral desde hace más de un siglo: quien ganó en Ohio fue presidente en 28 de los últimos 30 comicios y ningún conservador llegó a la Casa Blanca sin hacerse con sus votos electorales.

Esta madrugada, todo era shock y desilusión entre los seguidores de Hillary Clinton en el Javits Center de Manhattan, donde los demócratas se reunieron temprano para seguir el final de la elección y eventualmente festejar.

El eslogan de los últimos minutos era “it’s not over until it’s over” (“no termina hasta que haya terminado”), aunque la mayoría de las personas ya abandonaban el centro de convenciones sin esperar el arribo de la candidata demócrata.

Seguidores de Hillary Clinton reaccionan ante los resultados.

Hillary ganó en Massachusetts, Maryland, New Jersey, Delaware y el Distrito de Columbia, Nueva York e Illinois. Pero además retuvo el estratégico estado de Virginia y California.

Trump se quedó con Oklahoma, Carolina del Sur, Alabama, Texas, Dakota del Norte, y del Sur, Wyoming, Kansas y Nebraska, en un mapa electoral teñio de rojo republicano.

Estos resultados no son sorprendentes. Massachusetts y el Distrito de Columbia son dos de los bastiones demócratas más sólidos del país.

La última vez que Oklahoma se inclinó por un demócrata fue en 1964, al votar por Lyndon B. Johnson. Maryland votó por un republicano por última vez en 1988.

El dato clave se centró en estados clave como New Hampshire, Ohio, Florida y Pennsylvania, donde la pelea fue voto a voto.

Los primeros estados en cerrar fueron Indiana, Florida, Georgia, Kentucky, Carolina del Sur, New Hampshire, Vermont y Virginia. Y a las 21:30 hora argentina, cerraron Carolina del Norte, Ohio y West Virginia.

Seguidores de Donald Trump celebran anoche en Nueva York.

Indiana, donde están en juego 11 electores, cerró a las 6 de la tarde hora argentina, y quedó en manos del candidato republicano Donald Trump, tal como habían adelantado las encuestas.

Kentucky (8 electores), también quedó en manos de Trump, mientras que Vermont (3 electores) fue para la candidata demócrata, Hillary Clinton, también algo previsto en los sondeos previos al comicio.

En el estado estratégico de Florida, los candidatos peleaban esta noche condado por condado. Mientras que la ex primera dama parecía perder también en New Hampshire.

Para imponerse en la elección, el candidato republicano debía ganar en Ohio (18 electores), Carolina del Norte (14 electores) y Florida (29), lo que ocurrió.

Hillary Clinton por su parte debía asegurarse al arranque, los 10 electores de Minnesota, los 10 de Wisconsin, que esta madrugada estaban en manos de Trump, los 16 de Michigan, los 20 de Pennsylvania (que parecen también quedarse con el magnate) y los 13 de Virginia.