la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 10 de noviembre de 2016

Un estadio llamado Wanda / por Juan Manuel Rodríguez



"...El penúltimo afectado por la onda expansiva de Tebas ha sido el Atlético de Madrid. Con motivo de un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press, y en presencia de Enrique Cerezo, presidente del club rojiblanco, esta antorcha humana oscense acaba de anunciar a bombo y platillo que el nuevo campo colchonero, aún sin nombre, se llamará Estadio Wanda, en honor, se supone, al grupo inversor chino que colabora con el equipo colchonero..." 

Un estadio llamado Wanda

Javier Tebas es una bomba de racimo humana. Ya he comentado aquí otras veces que cuando el presidente de la Liga de Fútbol Profesional ve un micrófono (lo que, en el argot, se conoce como "alcachofa") o divisa a lo lejos una cámara de televisión, entra en combustión, proceso interno que es visible de cara al exterior puesto que el señor Medrano acaba ardiendo en llamas y hay que llamar inmediatamente al Cuerpo de bomberos. Tebas ha ardido con el Barça, con el Madrid, con Messi y con Cristiano, con Koke, con Mestalla y hasta con Le Pen. 
Acercarse a Tebas, aproximarse a él, rozarle aunque sea ligerísimamente, es garantía casi segura de ingreso en la Unidad de Quemados del hospital de La Paz. Tebas es, en suma, un peligro, un mal menor que la mayoría de presidentes pasan por alto... hasta que la incendiaria rifa de J.T. acaba sacando la bolita con el número de tu club.

El penúltimo afectado por la onda expansiva de Tebas ha sido el Atlético de Madrid. Con motivo de un desayuno informativo organizado por la agencia Europa Press, y en presencia de Enrique Cerezo, presidente del club rojiblanco, esta antorcha humana oscense acaba de anunciar a bombo y platillo que el nuevo campo colchonero, aún sin nombre, se llamará Estadio Wanda, en honor, se supone, al grupo inversor chino que colabora con el equipo colchonero y no a la soberbia comedia de Crichton que contó entre su elenco con algunos miembros de los Monty Python. Entre bromas y veras, chascarrillo va y chistecito viene, Tebas ha dicho algo que, en cualquiera de los casos, no le correspondía decir a él y, por arder, han acabado ardiendo incluso las redes sociales, que hasta hace tan sólo algunos minutos exigían la cabeza de Tebas en una bandeja de plata.

Lo de Tebas no es sorprendente. Hoy a los bomberos les ha tocado dirigirse hasta Europa Press y ha sido Enrique Cerezo quien ha ingresado en la Unidad de Quemados, mañana... Dios dirá a quién le toca la pedrea. Pero lo del presidente del Atleti, presente en el desayuno, ha sido de traca al no desmentir (o confirmar) lo dicho por el su colega de la Liga. "Fuentes del club rojiblanco" sí le han negado sin embargo a David Vinuesa que lo dicho por Tebas sea cierto, aunque, al menos a estas horas de la tarde, el Atlético de Madrid no lo haya desmentido oficialmente. Javier Tebas tiene una confusión en su cabeza porque sigue pensando que, al presidir la Liga, preside al mismo tiempo todos y cada uno de los clubes de fútbol que la integran, cuando definitivamente no es así. El último incendio ha sido el de Wanda, no el del pez sino el del campo. Hasta el próximo quemado.