la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 17 de marzo de 2017

Guardiola... ¡al carrer! / por Juan Manuel Rodríguez





A lo mejor es que el fútbol de Guardiola no era en realidad de Guardiola sino máś bien de Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Puyol, Piqué, Valdés..


Guardiola... ¡al carrer!

Si se tratara del Real Madrid ya habríamos leído algún titular como el siguiente: "El fútbol se impuso al dinero". Pero no se trata del Madrid sino del Millonarios de Manchester, el City de Pep Guardiola. Un dato: entre el once de Jardim y el de Guardiola hay una distancia de 320 millones de euros; otro más: sólo De Bruyne costó más que todo el equipo titular monegasco junto. Pero el fútbol sólo se impone al dinero cuando se trata del Madrid. Ya lo hizo (a lo de imponerse me refiero) en el alocado partido de ida, donde el Mónaco no supo cerrar una eliminatoria que primero tuvo en la mano y luego pareció írsele. Y anoche le pasó por encima al City en una primera parte espectacular y repleta de llegadas y de juego directo y alegre. El 2-0 de los primeros 45 minutos supo a poco.

Más por dignidad que por fútbol, el City se fue para arriba en la segunda parte. Y marcó su golito: Sané en el minuto 71. Ese gol clasificaba al equipo inglés y, aún así, con más de 20 minutos por delante, Guardiola tuvo una reacción totalmente inesperada en un técnico de su prestigio: simplemente... no reaccionó. Guardiola no hizo nada, no movió ficha, no tomó decisiones, se quedó quieto. En el banquillo tenía a Zabaleta, a Otamendi y a Touré, pero, sin embargo, Guardiola no tomó decisión alguna y dejó que el Mónaco, que no podía hacer otra cosa, volviera a irse para arriba. El 3-1 se produjo en el minuto 77 y el primer cambio de Guardiola llegó... en el minuto 84. Impasible, y sobre todo sin la bala de Messi en el cargador, Pep se limitó a dejar pasar el tiempo mientras Jardim le comía la tostada.

¿Fracaso?... A Guardiola hay que compararlo con su antecesor en el cargo. Sin tanta pompa ni tanto boato, Pellegrini alcanzó las semifinales de la temporada pasada; aquel City, que por cierto fue muy criticado por su falta de combatividad, cayó ante el Real Madrid, a la postre ganador de La Undécima, por un estrecho 1-0 a lo largo de 180 minutos de eliminatoria. Pero, más allá de eso, lo peor de todo es que el fútbol de Guardiola es menos reconocible aún en este City de lo que ya lo fuera en el Bayern. A lo mejor es que el fútbol de Guardiola no era en realidad de Guardiola sino máś bien de Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Puyol, Piqué, Valdés... El estilo del Bayern tenía poco que ver con el de aquel Barça triunfante; el del City no se parece en nada al de aquel grupo ganador. Parafraseando a Rac 1, anoche Guardiola se fue... ¡al carrer!... Y, además, lo hizo por la puerta de atrás.