la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 25 de marzo de 2017

Isco, como Raffaella Carrà: rumore, rumore, rumore... / por Juan Manuel Rodríguez



Isco, como Raffaella Carrà: rumore, rumore, rumore...

El Fútbol Club Barcelona emitió ayer por la noche un comunicado oficial desmintiendo haber pedido permiso al Athletic Club de Bilbao para negociar con Ernesto Valverde, tal y como había dicho TV3. Un club grande, y el Barça lo es indiscutiblemente, siempre está expuesto a rumores, pero no suele ser habitual que baje a la arena para desmentir lo dicho por un medio de comunicación. El que ayer lo hiciera el Barça demuestra algo, y es que cuando tiene especial interés en negar algo que piensa que pueda perjudicarle... va y lo hace. Rechaza que haya pedido permiso para negociar con Valverde pero, sin embargo, no niega que haya entablado un primer contacto con el padre de Isco. ¿Por qué no lo hace? ¿Por qué no lo desmiente?... No tiene que ser obligatoriamente porque esa información sea cierta, vale con que el Barça crea que el simple hecho de que se le vincule con Isco le beneficia. La guerra psicológica.

A esto me refiero cuando digo que el Barça está ganando, y por goleada además, la batalla de la comunicación. El agitprop culé ha logrado que cale la idea, más falsa que el beso de Judas, de que los jugones tienen ADN azulgrana. Así, Isco, que es el jugón por excelencia, habría fichado por el Real Madrid por un error de la naturaleza y no habría tenido más minutos porque, jugando como local en el Bernabéu, estaría fuera de su verdadero ambiente, que sería el Camp Nou. El otro día, en El Chiringuito, Jota Jordi insistió en esa teoría del Lobo Carrasco de que los futbolistas que miman al balón, que lo cuidan con esmero, están en el Barça, mientras que el Madrid apuesta por "otra cosa". El argumento no se tiene en pie (Benzema, Modric, James, Asensio...), pero, de tanto repetirlo, ha calado entre algunos aficionados: a Isco le gusta jugarla luego... su equipo debe ser el Barcelona.

Ayer, nada más acabar el partido de la selección nacional contra Israel, Isco dijo que los periodistas inventábamos muchas cosas, que él hablaba sobre el campo y que los rumores eran falsos, pero rumores ha habido de todos los colores: Isco al Barça, al City, reunión con el PSG e, incluso, Isco renovado por el Madrid por otros tres años más. Como el periodista no preguntó por el rumor que más daño le hace al Real, el que vincula al jugador con el Barça, no podemos saber a qué runrún se refería exactamente Isco, si al de Diego Torres en RAC 1 o al de Roberto Gómez en Onda Cero. Pero, entre tanto, el Barça lo deja correr... por si acaso. El jugador lo tenía muy fácil: "No es cierto que mi representante haya hablado con el Barça". No lo dijo. Y es que, aunque pueda parecer imposible de creer, hay ocasiones muy raras en las que también se da el caso de rumores que benefician sorprendentemente al jugador. Isco eligió decidir en junio, y es muy respetable; pero, hasta entonces, le esperan tanto a él como al Real Madrid tres largos e inevitables meses de rumores. Entonces, y sólo entonces, sabremos cuáles eran falsos.