la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 13 de marzo de 2017

Objetivo: ¡Destruir la familia! / por Rafael Comino Delgado


Miren Vds. ir contra la Naturaleza, tiene un coste, porque la Naturaleza tiene sus normas, que no son caprichosas y se deben respetar, pues forzarlas más de lo razonable conllevará el desastre total, a donde nos quieren llevar, si bien creo firmemente que nunca podrán destruir la familia, pero le harán, le están haciendo mucho daño.



Objetivo: ¡Destruir la familia!

Rafael Comino Delgado
Catedrático de la Universidad de Cádiz
La familia, ha sido, es y será la célula fundamental de una sociedad civilizada, bien avenida, prospera en lo material y en lo espiritual. Y esto es así porque la Naturaleza misma, la Biología, la Fisiología, la Psicología y la Inteligencia del homo sapiens así lo han ido dictando y conformando a lo largo de miles de años, en definitiva así lo dispuso el Creador de todo. 

La activista de los derechos de la mujer, Erin Pizzey dijo: "Destruya la familia y usted destruirá el país". Efectivamente, cuando en una sociedad falla este soporte básico -la familia- con toda seguridad ira a la deriva, aunque aparentemente, y en algún aspecto material, dé la impresión que está progresando, pero es una progresión totalmente falsa pues, "no hay verdadero progreso si no conlleva avance en lo material y en lo espiritual".

Todo esto no escapa nadie, por eso aquellos que quieren cambiar nuestra civilización cimentada en el cristianismo, por las razones que fuere, todas ellas de inspiración marxista, lo primero que piensan es en atacar a la familia, que es lo que se viene haciendo en occidente desde hace muchos años, pero que en nuestros días adquiere especial virulencia en España. Saben que destruyendo la familia toda la civilización caería sin remisión. 

Las estrategias de ataque a la familia son múltiples, pero pueden resumirse en: 

Primero culpar a nuestra actual civilización o sistema de convivencia (y por ende a los gobernantes) de todo lo malo que ocurre sobre la tierra y al mismo tiempo prometer un paraíso de paz, progreso, justicia social, donde todos seriamos iguales a cambio de quitarnos derechos individuales, pero por contra tendríamos muchos derechos colectivos, no habríamos de que preocuparnos de nada porque el Estado nos daría todo resuelto, lo que pasa es que eso derechos colectivos en la práctica son irrealizables, y cuando el individuo como tal se da cuenta de ello ya es tarde, ya está dentro de la jaula de hierro, en la que solo hay pobreza, miseria, indignidad, y muerte primero del alma (se le anula como persona) y más tarde del cuerpo.

Otra forma de ataque más moderna es la "Ideología de género", tan de moda y tan peligrosa actualmente. Y esto no es que lo diga yo, ya lo ha dicho antes la profesora de Derecho Civil en la Universidad Francisco de Vitoria, María Lacalle: "La consigna de la Ideología de género es abolir la familia..."

Su objetivo primero es negar las diferencias biológicas que hay entre hombre y mujer, es decir negar la Biología y cito de nuevo a Maria Lacalle:"La Ideología de género pretende instaurar una sociedad en la que todos los individuos sean iguales, sin diferencias entre los sexos, en la que cada uno, independientemente de las características biológicas con las que nazca escoja su propia identidad de género..." Para ello cambian el significado de las palabras, inventando palabras nuevas, creando gran confusión en el lenguaje, lavando el cerebro y el corazón de los niños, porque saben muy bien que "quien escribe en el corazón de un niño, escribe para siempre". Les dicen que todos somos iguales , que niños y niñas son iguales, lo cual es una falacia, porque hombres y mujeres somos complementarios biológicamente, aunque en derechos y deberes seamos iguales.

Como señuelo ponen la "sexualidad" que saben será muy bien recibido, especialmente por los jóvenes. Ofrecen una sexualidad totalmente libre, sin la más mínima traba, ni si quiera la fidelidad que dos personas pueden, libremente, prometerse.. Claro que para ellos la palabra fidelidad no existe, es algo retrogrado, sin sentido. Por supuesto que, tampoco el incesto es una limitación para ellos Así pues, ¡todo vale, sin límites!

Pero todo esto no es gratis, pues en principio ya está creando odio principalmente hacia el hombre, que poco a poco se va amedrentando, al verse señalado y perseguido por las leyes y parte de la sociedad. No obstante todo odio genera más odio y prueba de ello la gran violencia de género que existe en nuestra sociedad, con muertes frecuentísimas. Nosotros opinamos que la "Ideología de género" es responsable, en gran medida, del odio que existe, ye se extiende como mancha de aceite, en nuestra sociedad, aunque naturalmente también existen otras muchas causas.

Miren Vds. ir contra la Naturaleza, tiene un coste, porque la Naturaleza tiene sus normas, que no son caprichosas y se deben respetar, pues forzarlas más de lo razonable conllevará el desastre total, a donde nos quieren llevar, si bien creo firmemente que nunca podrán destruir la familia, pero le harán, le están haciendo mucho daño.