la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 6 de noviembre de 2016

Enseñanza. Huelga de deberes / por Rafael Comino Delgado


"...Hubo otros tiempos, cuando en España los niños íbamos al colegio y teníamos que hacer muchos deberes, y los profesores nos castigaban si no los hacíamos, y nuestros padres también nos castigaban, pero aprendíamos mucho. Entonces había lo que se llamaba un Bachiller, del que se salía, para ir a la Universidad, con muchos conocimientos..."


Huelga de deberes

Rafael Comino Delgado*
Este es el mes de la "huelga de deberes", convocada por la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado(CEAPA), a la que se oponen el Sindicato de Profesores y la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA). En resumen los padres huelguistas piden que no se les pongan deberes a sus hijos para hacer en casa. Piden menos esfuerzo a los niños, ignorando que, desde que el mundo es mundo, para aprender hay que esforzarse, que todo aquello que vale la pena en la vida cuesta un esfuerzo.

Pues bien ante esta situación se me ocurren tres reflexiones:

a)Hubo otros tiempos, cuando en España los niños íbamos al colegio y teníamos que hacer muchos deberes, y los profesores nos castigaban si no los hacíamos, y nuestros padres también nos castigaban, pero aprendíamos mucho. Entonces había lo que se llamaba un Bachiller, del que se salía, para ir a la Universidad, con muchos conocimientos. Eran unos estudios de Secundaria muy buenos. Ahora se llega a la Universidad sin saber leer (saben juntar letras, pero no comprenden lo que leen) ni escribir. Yo he visto, y se ve a diario, como los chicos llegan a la Universidad teniendo 6-8 faltas de ortografía en un folio escrito a mano por su solo lado. Saben poquísimo de cualquier materia. Eso sí, en honor a la verdad, hemos de decir que en aquel Bachiller no se aprendían idiomas, puesto que se estudiaba casi exclusivamente francés, pero solo traducirlo, no hablarlo. Ahora salen mejor preparados en idiomas. 

Aquellos eran unos tiempos en que las cosas costaban esfuerzo, pero el que se esforzaba y valía podía estudiar con beca, claro que las becas se daban solo a los que las merecían, no como ahora que se dan a estudiantes que suspenden varias asignaturas por curso. El que era una persona decente y trabajadora progresaba en la vida, y mucho, mientras que los delincuentes iban a la cárcel. Ahora las cosas son muy distintas.

b)La segunda reflexión es que, nunca he oído que los padres que ahora van a la huelga para que sus niños no tengan que hacer deberes, se hayan manifestado en contra de que: 

1)España esté en último lugar en los informes Pisa (seguramente no saben lo que es el informe Pisa). 
2) Haya los llamados botellones, donde su hijos se ponen ciegos de alcohol, de drogas y de sexo.
3)Los niños y sus padres agredan a los profesores simplemente por ser algo exigentes.
4)A los niños se les enseñe muy poco en los colegios, y se les pase de curso sin saber casi nada de nada. Pero claro, ¿cómo se les va a enseñar si no se esfuerzan? 

Después de lo que acabamos de exponer, ¿qué podemos esperar de los jóvenes? ¡pues solo lo que han visto en sus padres! Y por tanto el país irá, como es lógico, al desastre.

c)¿Qué culpa tienen los jóvenes de haber nacido de unos padres así? 

Hace unos días me contaba un amigo que, un chico de 17 años había robado una moto, con la que atropelló y mató a una señora de 70 años para robarle el bolso. En su huida, también atropelló a una mujer, que iba con su bebe, causándole graves heridas. Bien, pues un periodista entrevistó a la madre del delincuente y al preguntarle, ¿qué opinaba de los hechos? contesto: ¡hay cosas peores! El periodista le respondió: ¡efectivamente hay cosas peores, como haber nacido de una mujer como Vd!
_

*Rafael Comino Delgado, es médico y catedrático de la Universidad de Cádiz.