la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 6 de marzo de 2017

Villaseca de la Sagra clausura sus XVII jornadas taurinas Los matadores Alberto Lamelas, Emilio de Justo y Javier Cortés protagonizaron el último coloquio


Los tres toreros junto al periodista Leo Cortijo y el alcalde Jesús Hijosa. Fotografía:Fernando Melara


06/03/2017 10:03h
Las XVII Jornadas Taurinas de Villaseca de la Sagra se clausuraron el sábado con una charla sobre «la dureza del triunfo» en la fiesta de los toros. En ella participaron los matadores Emilio de Justo, Alberto Lamelas y Javier Cortés, que gozan de pocas o ninguna oportunidad para torear en España y sobreviven en el sector gracias a sus éxitos en Francia.

Emilio de Justo (Cáceres, 1983), triunfador en todas las ferias del suroeste del país vecino, dijo que Francia «es justa con los toreros que triunfan allí porque conmigo lo están demostrando. Tienen una forma diferente de organización que en España, allí las comisiones taurinas eligen primero a la ganadería y después los toreros que van en ese cartel».

Alberto Lamelas (Cortijos Nuevos, Jaén, 1984), que además de ser torero se gana la vida como taxista, dijo que el país vecino «cambió mi carrera como matador de toros y me pega un gran empujón. Creo que falta en España (el) sentido común que los franceses tienen cuando triunfas, te llames como te llames. Francia es fiel con la ganadería y con el torero triunfador, como se demuestra que estaré en Vic, Mont de Marsan…».

El torero jienense reconoció tener «un enorme cariño a Villaseca de la Sagra» donde actuó dos veces matando la novillada de Adolfo Martín. «Aunque sea (el) novillo fuerte, saben y aprecian reconocer cuando un novillero da la cara y va por delante y con la verdad. Ahora mismo es lo más parecido a Francia que hay en España», dijo sobre el municipio sagreño.

Por último, Javier Cortés (Madrid, 1989) contó que toreó en Francia después de casi tres años y medio sin vestirse de luces. Y lo hizo porque «me vieron en un tentadero unas peñas francesas». «Les agradezco esa oportunidad de vestirme de torero y poco a poco con lo que mato en Francia me siento torero», añadió.


El epílogo a las XVII Jornadas Taurinas de Villaseca de la Sagra tuvo lugar ayer con la visita de decenas de vecinos a la ganadería de Baltasar Ibán, la triunfadora en el Alfarero de Oro del año pasado.