la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 14 de octubre de 2010

HISTORIA DEL INCENDIO DEL TEATRO "NOVEDADES" DE MADRID


TEATRO NOVEDADES
HISTORIA DE UN INCENDIO

 Por Aquilino Sánchez Nodal

Madrid 14 de Octubre de 2010
El Teatro o Coliseo Novedades era uno de los más antiguos en el Madrid de principios del Siglo XX. Estaba situado en el corazón del llamado “barrio bajo” de la capital de España, en el distrito de la Inclusa, frente al mercado de la Cebada, lindando con el distrito de La Latina. La finca formaba ángulo entre las calles de Toledo y las Velas. En su primera época tuvo gran importancia entre la alta sociedad madrileña pero mucho más en las clases populares.

En el Teatro Novedades actuaban las mejores compañías de su tiempo. Los gloriosos actores, Calvo y Vico, que dieron a la escena Nacional sus mejores tiempos de representación dramática, según el decir de la prensa de aquellos años. Díaz de Escobar y Lasso de la Vega en su libro “Historia del Teatro Español” cuentan, entre varias anécdotas, que en 1860, la autoridad ordenó suspender las representaciones del drama, “Candelas”, en su tercera programación porque el público se entusiasmaba demasiado con el protagonista, daba vida en su papel al famoso bandido madrileño, Luis Candelas. La autoridad temía rebrotes de aquel extinto bandidaje. En su lugar se puso en escena, “El Alcalde Toreador”, obra bufa en la que saltaba al escenario un novillo atado con una soga. Pero cierta noche se rompió la cuerda y el animal llegó al foso de la orquesta. Pudo ser inmovilizado por los músicos transformados en ocasionales toreros. El pánico y desbandada general de los espectadores del patio de butacas fue visto y no visto. 

     Hubo una época que la Reina, Isabel II, era asidua espectadora. Según sus palabras –“La encantaba el contacto con el pueblo”.
     En 1896 el popular Coliseo Novedades había entrado en un período de decadencia al cambiar sus montajes dramáticos por el genero chico. Ni los estrenos del popular, Carlos Arniches lograron devolver el esplendor perdido. El Teatro Novedades no reunía condiciones de seguridad desde su inauguración. Su amplio patio de butacas era el mayor de los teatros de Madrid excepto el del Real. Tenía una fila de siete plateas que avanzaban desde la boca del escenario hasta unirse al anfiteatro principal y cerraba en el mismo escenario. En el piso alto la entrada general se prolongaba a ambos lados por un pasillo volado que cubría los palcos y en el que había filas de asientos perpendiculares a la pared del escenario. A la sala se accedía por tres puertas. El vestíbulo era una especie de túnel. Se comunicaba con un segundo hall cubierto por una montera de cristal en su ala derecha estaba instalado el bar. Había otro vestíbulo lateral separado por una celosía donde arrancaba la estrecha escalera que comunicaba con el pasillo que rodeaba la platea. Las tres entradas daban a ese pasillo. Dos laterales situadas frente a la fila 14 de butacas. La otra, llamada del escenario, daba a la calle de Santa Ana, al accesos del escenario, al foso de la orquesta y los camerinos de los actuantes. Datos obtenidos en los planos de la época de su construcción.

EL INCENDIO
En estas condiciones llegamos al trágico domingo 23 de septiembre de 1928. En el Teatro Novedades tiene lugar la representación del sainete “La mejor del puerto”. La obra estaba en el entrecuadro del segundo y último acto. Son las nueve menos cinco minutos de la noche. Queda poco tiempo para que termine la representación. La escena muestra la cubierta de una goleta anclada en el río Guadalquivir. Al fondo una vista pintada en un gran decorado que representa el Barrio de Triána de Sevilla. La iluminación es muy brillante. La escena, abordo del barco, es la celebración de una fiesta en la que intervienen todos los actores del reparto. La tragedia está consumándose, el fuego es incontrolable. 

  Los bomberos comienzan por el desalojo de los vecinos de la casa número 4 de la calle de Santa Ana. El teatro ha sido consumido por las llamas y es momento de controlar las casas en peligro. Todas las fincas de la calle de Las Velas. Las dos lindantes al teatro que, en pocos minutos quedan totalmente destruidas. Nadie se explicaba como los vecinos pudieron salvar la vida. Algunos tiraron por la ventana colchones y enseres que añadía mayor confusión. A la una de la noche, del día 24 de Septiembre se logra extinguir el incendio.

      PARTE DE BAJAS: Sesenta y siete muertos, sólo un cadáver no pudo ser identificado, algunos toreros entre las víctimas. Los heridos ascendieron a doscientos.
    El incendio del Teatro Novedades fue la catástrofe que más impresionó al Madrid de los años veinte. Y no superado hasta el 11 de Marzo de 2.004. La diferencia, que aquel fue un incendio fortuito en los papelillos de las bambalinas y el del 11 M, provocado por unos asesinos en busca del poder que no podían conseguir en las urnas.
     Mientras no se demuestre lo contrario.