la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 29 de octubre de 2010

TERTULIA CONDE DE COLOMBÍ: "EL MADROÑO DE ALBERO" PARA JUAN IRANZO


 José Mª Moreno Bermejo, Juan Iranzo 
y su esposa Silvia Gutiérrez
-Fotografía: Muriel Feiner-



Madroño de Albero a D. Juan Iranzo Martín
Madrid, 29 de Octubre de 2010
            La Tertulia de Amigos del Conde de Colombí ha rendido un merecido homenaje al aficionado y economista D. Juan Iranzo Martín, en consideración a su generoso sentido de la amistad, al gran amor que siente por la  Fiesta y a la contundencia y cariño con que la defiende. El acto ha tenido lugar en el restaurante de la calle Mayor madrileña “Casa Ciriaco” tras una comida que reunió a más de 60 asociados y amigos el pasado jueves 28 de octubre.

Antes del inicio del acto de homenaje, el presidente de la Tertulia, José Mª Moreno Bermejo, comunicó a los contertulianos el placer que sentía al contar con la presencia en el mismo de nuestro entrañable secretario, D. José Gallego Gómez, perfectamente recuperado de la operación que le realizaron el pasado mes de septiembre. Igualmente agradeció la asistencia al acto de Dª. Mª Dolores Gallego, hija de nuestro querido Pepe Gallego, que tanto está colaborando con su padre para que la secretaría de la Tertulia cumpla perfectamente con todas sus tareas. Los contertulianos agradecimos especialmente la generosidad de Mª Dolores. 

A continuación el vicepresidente D. Justo Portolés de la Cruz recitó unos sentidos versos que  ensalzaban las virtudes que ornan la personalidad de D. Juan Iranzo, resaltando su eximia formación económica, su bonhomía y su entrega a la amistad. El presidente de la Tertulia, D. José Mª Moreno Bermejo, justificó el homenaje que se rendía a Juan Iranzo, alabando su personalidad, su afición, su amistad y su determinante defensa de la Tauromaquia. Recordó que bajo su dirección, el Instituto de Estudios Económicos editó un libro sobre la Economía de la Fiesta de Toros, verdadero tratado técnico que sirve a los estudiosos de la Fiesta para valorar la importancia que la misma tiene en la economía nacional. También mostró su satisfacción por la gran gestión que el Sr. Iranzo realiza en la presidencia de los premios taurinos que cada año otorga el Club Financiero Génova, organismo que dedica muchos esfuerzos para engrandecer la mucha y excelsa cultura que desprende nuestra Fiesta. Agradeció la presencia en el acto de la esposa del homenajeado, Dª. Silvia Gutiérrez, también gran aficionada, que vuelca su generosidad en la dirección de la Fundación Wellington, tan ligada a la Fiesta. D. Vidal Pérez Herrero expresó su satisfacción por el homenaje, alabando el sentido de la amistad que derrocha Juan Iranzo, congratulándose de ser su amigo, algo muy fácil dada lo gran persona que es el homenajeado, dijo. D. Salvador Sánchez Marruedo mostró su admiración por el matrimonio Silvia y Juan, y alabó los esfuerzos de ambos en la defensa de la cultura de la Fiesta. D. Juan Sáez de Retana felicitó al homenajeado por tan merecida distinción, y declaró que fue el Dedo Divino el que designo que Juan casase con Silvia, mujer eximia, encantadora que Juan merece por su honradez y su bonhomía. Dr. Iranzo, dijo: la Tauromaquia está enferma, como España; espero que tú, con tus conocimientos y esfuerzos colabores en la cura de ambas.

D. Juan Iranzo agradeció a los contertulianos el homenaje que se le dedicaba; recordó la figura del Conde de Colombí y su colaboración al desarrollo de España, tanto por su labor profesional como por su amor y defensa de la Cultura, siempre ensalzando el trabajo y la libertad. Declaró que su amor a la Fiesta le obliga a defenderla por seis razones; 
1ª.- Su importancia cultural; 
2ª.- El desarrollo de la amistad, que propicia con generosidad;  
3ª.- La importancia económica, con una participación cercana al 0,5% del PIB; 
4ª.- La protección del Medio Ambiente que provoca; 
5ª.- La expresión de libertad y de defensa de España que significa; 
.- El sentido de libertad, esfuerzo, riesgo; del temple, del aplomo, de la emoción y competencia, que son innatas en la misma. 

Prometió acudir a nuestras tertulias siempre que le fuera posible y expresó su satisfacción por la cercanía de tantos amigos presentes en el acto.

El presidente D. José Mª Moreno Bermejo impuso a Juan Iranzo el emblema de la Tertulia, “Madroño de Albero”, y dio por terminado el acto.