la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 26 de octubre de 2010

LO QUE DICEN LOS ESPADAS / Por Aquilino Sánchez Nodal

                         LO QUE DICEN LOS ESPADAS

 Por Aquilino Sánchez Nodal

     Sin  duda las respuestas de los personajes merecen nuestra atención para sutil comparación con la falta del orgullo torero en las comparecencias ministeriales. No reencontramos con las cuestiones de siempre en palabras clásicas que nos resultan cercanas. Son contestaciones sin regateos políticos para contentar a Tiros y Troyanos, (ministros y empresarios). Nos parecen una brisa fresca que complace a los aficionados en donde no se contempla la claudicación metafísica que pretenden nuestros políticos afines ante las presiones de los nazionalsocialistas y falsos defensores de pesca y caza, pero no de la vida de los toros que depende, únicamente, de la continuidad de esa tradición cultural del pueblo español que son, las corridas de toros. Que la Parrala dice sí, a cultura. Que el Parralo dice no, a interior. ¿Qué significa este embrollo para confusión de aficionados?.  Se trata de crear un estado mediático que incluye a matadores famosos, políticos farsantes y detractores camuflados para que conformen una cortina de amianto que cubra el estado catatónico de la Nación. 

El agotamiento taurino lo hemos permitido los mismos que soportamos insultos, vejaciones y mentiras de los políticos. Desde los toreros, pasando por todos los profesionales del sector, hasta el más “mindungui” politiquillo que le dejan votar para abolir las corridas de toros nos atacan sin que algún aficionado, medio de comunicación o dirigente de asociación les ponga en su sitio. Los que están no quieren perder su silla y los que no están no quieren comprometerse. ¡Vaya panorama!. Para colmo, nuestros prestigiosos matadores de toros, hacen confusas declaraciones que no dejan claro si se han pasado al enemigo o solo quieren ser artistas. El espectáculo ofrecido resulta más circense que taurino.

     Para general conocimiento hemos planteados dos preguntas a las máximas figuras del toreo de todos los tiempos para poder hacer comparaciones taurinas:

Primera pregunta: ¿Qué le gusta más de su profesión?.
Segunda pregunta: ¿Qué le gusta menos en su profesión?.

Luis Mazantini.- 1ª.- Cuando el público sale contento por lo bien que lo hemos hecho todos los toreros. – 2ª.- “Que no consiga orden en la lidia de mi cuadrilla. ¡Ah! y cuando me silban.

Joaquín Navarro, “Quinito”.- 1ª - “ Las palmas”. – 2ª - “El segundo aviso”
 Antonio Fuentes.- 1ª - El carácter español que tiene mi profesión – 2ª - “Que me den el tercer aviso”.

Ricardo Torres, “Bombita Chico”.- 1ª - Hacer un quite a un compañero en apuros en el momento oportuno” – 2ª -“Lo rápido que es algún presidente cuando me pongo un poco ”pesao” con la faena.

Rafael Molina, “Lagartijo”.- 1ª - “El comienzo de la corrida y salir a torear” – 2ª -“Que tenga que finalizar una faena a un toro muy bravo”.

Rafael Gonzalez, “Machaquito”.- 1ª -“Asomarme al “arrastraero” y ver la plaza llena hasta “er tejao”. – 2ª -“Que me “sarga” un toro “manzo perdío”. 

Vicente Pastor.- 1ª -“Matar bien a todos los toros” – 2ª- “No poder llegar a ser el mejor”. – Andaba por allí un tal, José Gómez, “Joselito”.

     Así hablaban las figuras de ayer para que conociéramos sus sentimientos los aficionados de hoy. Lo que más les seducía era la gloria del momento, los aplausos de los aficionados y ser el mejor. Lo que menos, que no se les reconociera el pundonor, la valentía y la vergüenza torera. Todo en favor de la Fiesta a través de sus carreras. Ahora, con méritos o sin, lo que más les gusta de su profesión es el reconocimiento como artistas. 

¡Qué panda de egoístas!. Solo, demuestran su despotismo intelectual, lo que suceda con los demás, les trae al fresco.