la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 19 de octubre de 2014

El veterinario no debe ser «un ente domado» a los intereses de toreros y empresas / Adolfo Rodríguez Montesinos



Ha afirmado que, desde su punto de vista, la función del veterinario taurino se «ha relajado» mucho en las tres últimas décadas y cree que hay algunos profesionales que solo acuden a la plaza de todos a «firmar».

EFE / LOGROÑO
Día 17/10/2014 - 21.38h
El ganadero y profesor abre el Congreso Taurino de Logroño


Rodríguez Montesinos dice que el veterinario no debe ser «un ente domado» a los intereses de toreros y empresas


  • En la inauguración del Congreso también han intervenido el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, Juan José Badiola; la directora general de Justicia e Interior, Cristina Maiso; y el presidente del Colegio de Veterinarios de La Rioja, Julián Somalo.

El veterinario, ganadero y profesor de la Facultad de Veterinaria de la Universidad Alfonso X, Adolfo Rodríguez Montesinos, ha asegurado en Logroño que el veterinario taurino debe vivir su profesión durante todo el año y no solo en momentos puntuales, en referencia a los festejos de cada localidad.

Rodríguez Montesinos ha pronunciado la conferencia inaugural del VIII Congreso Mundial Taurino de Veterinaria, que reúne en Logroño a unos 400 expertos con el lema «El veterinario como garante de la Fiesta, la biodiversidad y la integridad».

Ha afirmado que, desde su punto de vista, la función del veterinario taurino se «ha relajado» mucho en las tres últimas décadas y cree que hay algunos profesionales que solo acuden a la plaza de todos a «firmar».

Ha insistido en la necesidad de que el veterinario viva su profesión durante todo el año y no únicamente en los momentos puntuales cuando hay un festejo, ya que esto último delata falta de interés y de afición. También ha considerado que sería positivo que esos mismos profesionales se «implicaran más» en los actos programados por los clubes taurinos.

Para él, se ha perdido el sentido de la «autocrítica» y se ha referido a que, en general, se entiende que el veterinario, para los empresarios, los matadores y los apoderados, debe ser un «ente domado» a sus intereses para ser aceptados.

Blandos y duros

Además, en términos generales, los aficionados que quieren ver al toro consideran que los veterinarios parecen «blandos» y son calificados como «muy duros» por parte de aquellos que desean ver a un torero, ha indicado.

Se ha referido a la «aparente sencillez» del trabajo que se desarrolla en una plaza de toros, lo que ha «atraído» como un «imán» a muchos veterinarios sin afición.

Ha detallado que el veterinario no debe ser «garante» del espectáculo, sino la «aduana» que vigile los intereses del público, algo que para Rodríguez Montesinos se consigue dando a los veterinarios «fondo, formación y nivel» para saber desarrollar la labor en una plaza de toros.

También ha calificado como «toreo light» el que están imponiendo algunas de las figuras actuales del toreo, que viven en su «nube»; y el resto «sobrevive», a lo que ha añadido que el toro de lidia es el más «ninguneado».

En la inauguración del Congreso también han intervenido el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España,Juan José Badiola; la directora general de Justicia e Interior,Cristina Maiso; y el presidente del Colegio de Veterinarios de La Rioja, Julián Somalo.