la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 27 de octubre de 2014

FELIPE VI, “…reclamo un impulso moral para una España alejada de la división y la discordia” / por Pepe Castillo Abreu



Sí, REY, lleva Usted toda las razones en su discurso pronunciado, ayer viernes, 24 de octubre, en la entrega de los Premios ”Principe de Asturias 2014”.
  • Nada nuevo que escuchar. Lo mismo de siempre. Más de lo mismo. Lo que ocurre, es que cuando más les escucho a Ustedes, más me viene a la memoria, y vigente se me hace, aquella concluyente poesía ”Me sé todos los cuentos..’, de mi admirado poeta León Felipe, o el tango ”Cambalache”, de Enrique Santos Discépolo

Pepe Castillo Abreu /torosnoticiasmurcia.com
MURCIA. Sábado, 25 Octubre 2014.. 
Señor (Felipe VI), le felicito por su brillante discurso, pleno de solemnidad y trascendencia en nobles intenciones, como de tan medidas y ensayadas formas, gestos, pausas, cadencia…. En cierto modo ha mejorado el nivel de los discursos del Monarca que le precedió. Su padre. Nada nuevo que escuchar. Lo mismo de siempre. Más de lo mismo. Lo que ocurre, es que cuando más les escucho a Ustedes, más me viene a la memoria, y vigente se me hace, aquella concluyente poesía ”Me sé todos los cuentos..’, de mi admirado poeta León Felipe, o el tango ”Cambalache”, de Enrique Santos Discépolo. Lea y escuche, y observe y tome contacto con la realidad fuera de palacio, recepciones, viajes oficiales, etc., y comprenderá lo que le digo. Pero, en tanto, los ultrajados, saqueados, expoliados ”súbditos”, o sea el Pueblo llano, el que no tiene responsabilidades institucionales ni goza de privilegios de ningún tipo, demandamos con urgencia una ESPAÑA LIBERADA De PRIVILEGIADOS GOLFOS, SINVERGÜENZAS INMORALES, LADRONES DE INSACIABLE CODICIA DISFRAZADOS DE SEÑORES, y, desde luego, LA GRAVE AMENAZA SECESIONISTA; y que con inmediatez, a los que estamos pagando, a los que más sufren, las consecuencias de un entramado de corrupción generalizada en Instituciones del Estado, Partidos Políticos, Sindicatos, Gobiernos Autonómicos, Ayuntamientos, se nos desagravie por la dignidad que nos han pisoteado, y se nos restituyan todos los derechos arrancados, o mejor dicho robados, en este grotesco y cínicamente llamado ”estado del bienestar o estado de derecho”. Cuando la realidad y las consecuencias de las graves fechorías, es que muchas familias malviven en la precariedad y la desesperación; en algunos casos, le recuerdo Señor, con fatal e irremediable desenlace (suicidios); y, todo, con la desalentadora realidad de una juventud desorientada, sin presente, y con un incierto y preocupante futuro. Desde luego, antes, y para empezar a merecerse Ustedes el crédito que tan triste y merecidamente han perdido, deberían dar signos evidentes de rectificación con ejemplos tangibles. O sea, menos palabras y algunos hechos, radicalmente distintos a los que nos tienen habituados. Sobran las palabras vacías de contenido y llenas de falsedad y mentira.

Para que extenderme más, los incesantes escándalos continuados de corrupción, como se sabe, todo está en las hemerotecas, y debidamente tratado a diario en prensa, informativos y programas de debate en radio y televisión. Al Pueblo solo le queda el aliento y la esperanza y dar todo nuestro apoyo a los Jueces, al Poder Judicial, la Guardia Civil y la Policia, que están haciendo un trabajo duro y muy complicado, aún sabiendo las dificultades a las que tiene que enfrentarse -”el que hizo la ley hizo la trampa”-. Ahora, el Juez, que lleva el caso, ha descubierto que las obras realizadas de la Sede Central del Partido Popular en Madrid, se pagaron con dinero negro. Es decir, de forma ilegal, pero ya se oyen ecos que los delitos habrían prescrito.

Otra cosa, Señor (Felipe VI), y disculpe, debería Usted dejarse ver en Los Toros, y, en el Campo Bravo, cuando no, por su alto cargo, debería ser una obligación, aunque no le gusten. Seguro que descubrirá en Los Toros muchas cosas que no le podrán enseñar ni podrá aprender en ningún otro sitio. Una de ellas es que en el ruedo todo lo que se hace y sucede es de VERDAD. A diferencia de lo que ocurre en otros lugares. Por ejemplo, el Congreso de los Diputados, donde los unos y los otros se dicen y se descubren lo que son. Sin olvidar la estafa, engaño sabido, por reiterado, de las siempre promesas incumplidas de precampañas. La que sea, da igual. Aunque, a estas alturas, ya todos lo sabemos, lo de los cuentos…, nos pasa como a León Felipe.