la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 20 de octubre de 2014

SE CIERRA 2014 / por Antolín Castro

Podemos decir que se acabaron los paseíllos en España
-Foto: La Loma-

"...Perera se convirtió en número 1 en San Isidro y para ello contribuyó el enfrentarse al encierro de Adolfo Martín. Fue un buen gesto pero es como echar a la lotería solo una vez y que te toque el gordo, pues de ese encaste no los ha vuelto a ver...."

SE CIERRA 2014

España 
Tras la feria, miniferia, de Jaén se echa el telón a la temporada española en 2014. Una temporada con pocas o muchas novedades según se mire. Enumeraré algunas sin que sea exhaustivo ni estrictamente riguroso el análisis, mejor con unas gotas de humor. 

Comenzó con el boicot a Sevilla del G5 y termina con el sevillano Espartaco matando cinco toros con éxito el solito en la pinzoniana de Palos de la Frontera. Autoexcluidos unos se nos reaparece otro. La vida sigue y la Fiesta también con unos o con otros.

Perera se convirtió en número 1 en San Isidro y para ello contribuyó el enfrentarse al encierro de Adolfo Martín. Fue un buen gesto pero es como echar a la lotería solo una vez y que te toque el gordo, pues de ese encaste no los ha vuelto a ver.

Sin embargo, echando varias veces a esa lotería y encaste, el año termina con Diego Urdiales en boca de todos y eso además de más mérito deja al aire que no es cuestión solo de suerte. Ya el mismo día del triunfo de Perera en San Isidro dibujó naturales que sabían a la verdad que finalmente resplandeció en Otoño.

Juan Mora, también en otoño, ofreció muy cerquita de Madrid otra lección de torería, de esas que ponen la Fiesta en alza en lugar de dejarla con los calzones al aire. Pero de contratarle, como a Urdiales, muy poco.

Padilla sigue sumando y sumando, en una loca carrera por acumular euros o por demostrar a todos que fuera de las duras la cosa resulta muchísimo más fácil. Tan fácil que es posible hacerlo incluso con minusvalías. En serio, ya le hemos dicho que no deja de ser un esfuerzo brutal ese peregrinar por todas las plazas.

El autobús de Morante, uno de los reclamos más llamativos y más lejano a las tradiciones taurinas, ha hecho los kilómetros correspondientes, pero ha vuelto a casa con poca cosecha de triunfos. Y es que éstos no son cuestión de marketing. En la misma línea o parecida fue el final del triunfalista ‘The Maestros’. 

Talavante se quejó amargamente del trato de algunos compañeros, pero más amarga fue la lesión que le impidió torear en la parte final de la temporada. Se recuperó finalmente para en octubre salir por la puerta grande de Zaragoza y Jaén.

José Tomás, fiel a su estilo, o infiel a los aficionados, ofreció su toreo solo tres tardes en esta temporada. Eso sí, puede presumir de ser el único que llena una plaza por si solo. Los demás ni de tres en tres lo logran.

Las ganaderías siguen su peregrinar por la pendiente a la que son sometidas por las figuras. Primero las defienden, léase Núñez del Cuvillo, el ganadero ‘borracho’ de éxito les sigue la corriente y tras descastar la ganadería entera es abandonado a su suerte por quienes le subieron al carro. Este año se ha visualizado esta, al que viene será otra.

El fin de temporada nos deja cambios sonoros en el mundo del apoderamiento. Luis Manuel Lozano deja a Castella y se ‘casa’ con El Juli. El francés, a su vez, se une a Martínez Erice para seguir en las primeras posiciones de la tabla. Curro Díaz deja finalmente a Ignacio González, su ‘amor’ de tantos años.

En las cuadrillas, David Adalid, seguramente el banderillero con más sangre derramada en años recientes, deja la cuadrilla más laureada y le sustituye uno, Ángel Otero, que intentará mantener su altísimo nivel. Adalid con Morenito de Aranda varía el chip del jefe de filas, pero seguirá siendo el mismo con palos y capote.

Para esta casa, OyT, termina bien, hemos cumplido 10 años de navegar en la información taurina y lo hemos celebrado como merecía la ocasión, a nuestro aire, en plena libertad. Lo saben nuestros lectores.

¿Cómo será 2015? Queda ya menos para saberlo.