la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 28 de octubre de 2014

¡Watergate, Watergate!... / por Juan Manuel Rodríguez



"...¿Qué ha sucedido ahora para que el perioatletismo y el periobarcelonismo salgan a la calle rasgándose las vestiduras, pidiendo dimisiones y gritando "¡Watergate, Watergate!?... Muy sencillo: que ayer el premiado fue... el Real Madrid..."

¡Watergate, Watergate!...


Juan Manuel Rodríguez
28 de Octubre de 2014
Arrepentidos los quiere Dios sin duda. Porque llevo diciendo desde hace cuatro años exactamente lo mismo, lo mismo, lo mismo que parece descubrir ahora con cierta sorpresa el perioatletismo: los premios son una chufla. Pero cuando lo he dicho yo siempre me han respondido invariablemente lo siguiente: o "Tú estás loco" o "¿Cómo te atreves a decir sin pruebas que los premios están amañados?"... Dije en 2010 que el Balón de Oro no se lo merecía Leo Messi sino un jugador español; incluso, en el colmo de mi infinita generosidad, lo pedí para Xavi, que no se merece nada de nada y que es de largo el premio Príncipe de Asturias de la Concordia que más discordia genera en el mundillo del fútbol, un moderno Perfectus Detritus. Silencio administrativo.

Recuerdo que cuando reclamé allá por 2012, debe ser que de manera poco razonada, el premio de mejor entrenador de la Liga de Fútbol Profesional para José Mourinho justo después de que el portugués lograra con el Real Madrid la Liga de los 100 puntos y de los 121 goles, el personal me miró por encima del hombro y con cierta displicencia: "¡Ya está éste otra vez dando la paliza!"... El ganador de aquel año no fue el entrenador del equipo campeón, como ha sucedido ahora con Simeone, sino... ¡Pep Guardiola!... Nadie dijo absolutamente nada, todo el mundo miró hacia otro lado y, puesto que se la tenía jurada, el periodismo deportivo en bloque le hizo el vacío a Mou (a quien por cierto el premio le importaba un rábano, rabanete en portugués) y acabó silbando al unísono El puente sobre el río Kwai...

En Futboleros o en Tiki Taka, ya no recuerdo, demostramos que había votos del Balón de Oro que estaban al revés. Lo demostramos. Respuesta: "Eso no es periodismo". No, qué va, periodismo es decir que Florentino Pérez llamó a Aznar, que llamó a Gallardón, que llamó al fiscal... ¿Qué es lo que ha cambiado del pasotismo inicial a la coral indignación? ¿Qué ha sucedido ahora para que el perioatletismo y el periobarcelonismo salgan a la calle rasgándose las vestiduras, pidiendo dimisiones y gritando "¡Watergate, Watergate!?... Muy sencillo: que ayer el premiado fue... el Real Madrid. Porque, como todo el mundo sabe perfectamente, un premio es justo cuando no lo ganan Mourinho o Cristiano e injusto cuando quienes se quedan sin él son Gabi o Godín. Son los premios de quita y pon. Pero la bufanda la llevo yo.