la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 22 de abril de 2016

El Constitucional debe pronunciarse ya y los aficionados no votar nunca a ningún partido antitaurino / por J.A. del Moral




Votar NO a la colección de partidos antitaurinos serviría mucho más que todas las manifestaciones y recogidas de firmas que se organicen.



El Constitucional debe pronunciarse ya y los aficionados no votar nunca a ningún partido antitaurino

El taurinismo y los aficionados llevamos años esperando a que el Tribunal Constitucional dicte sentencia sobre si las decisiones de prohibir festejos taurinos son conformes o no a la ley. ¿Para cuando lo dejan?

Todo empezó con la prohibición catalana, siguió con la gallega de La Coruña y la Balear, continúa incesantemente sin precisiones exactas con otras regiones y municipios en los que se pretende lo mismo aunque, por el momento, han limitado sus turbios propósitos retirando las subvenciones que muchas plazas venían disfrutando…. sin que tales maniobras antitaurinas parezcan tener fin.

Este sinfín de intentos para prohibir los festejos taurinos que están inundando de un modo u otro a España entera, llegan de los poderes políticos nacionalistas e izquierdistas de toda clase y condición. La mayoría de gobiernos multipartitos que mandan sin encomendarse a nada ni a nadie. Les importan un comino las tradiciones y las ancestrales e históricas costumbres españolas que se extendieron a nuestras naciones colindantes, Francia y Portugal, además a muchos países hispanoamericanos, varios de estos actualmente aquejados del mismo mal.

Un mal en el que, por cierto, vienen colaborando partidos socialistas y en España el hasta no hace mucho también taurino PSOE que, últimamente, viene partiéndose en dos o entre mitades en contra o a favor de los toros, predominando desgraciadamente los que están en contra mientras los que están a favor miran para otros lados… Vamos, una vergüenza nacional.

Una vergüenza que deberían pagar muy cara. Todo lo cara que sería si todos y cada uno de los aficionados decidieran no votar nunca e ninguna elección, sea nacional, regional o municipal, ni al PSOE, ni a Izquierda Unida o desunida, ni a los más nuevos Podemos, ni a toda la caterva de paridos nacionalistas que han proliferado como las setas.

Votar NO a la colección de partidos antitaurinos serviría mucho más que todas las manifestaciones y recogidas de firmas que se organicen.

Votar NO, NO, NO, NO y NO…. Ya es hora de que nos pongamos las pilas definitivamente ¿O no?

Si lo hiciéramos así, si no votáramos nunca a ningún partido contrario a La Fiesta, ni siquiera haría falta que se pronunciara de una vez por todas del Tribunal Constitucional.

La letra con sangre entra, dice en refrán. Hagamos sangre, mucha sangre, hasta que rebose por todos los confines de España, a todos los que se opongan a la celebración de los festejos taurinos en España.

Perder el poder es el único lenguaje que entienden.