la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 23 de abril de 2016

Madrid: Uceda Leal recibe el homenaje de La Tertulia de Amigos del Conde de Colombí


“quiero que vean en mí, más que a un torero, 
a un buen amigo”.


El Presidente D. Felipe Díaz Murillo glosó la figura de José Ignacio al que conoció cuando llegó como alumno a la Escuela de Tauromaquia de Madrid y, después de dedicarle unas emotivas palabras de enhorabuena por la trayectoria, le impuso la insignia del “Madroño de Albero”, emblema de la Tertulia. 


Uceda Leal recibe el homenaje de La Tertulia de Amigos del Conde de Colombí 


Julián Agulla
El pasado 19 de abril tuvo lugar la reunión mensual que llevan a cabo los componentes de la Tertulia de Amigos del Conde de Colombí en el restaurante donde está establecida su sede, en Casa Ciriaco de Madrid.

En esta ocasión, fue el torero José Ignacio Uceda Leal el que fue objeto de un cariñoso y sentido homenaje con motivo de celebrarse, este año, el vigésimo aniversario de su alternativa.

El torero acudió acompañado por su apoderado Lázaro Carmona y obsequió a todos los asistentes con una elegante carpeta con una fotografía suya que todos quisieron llevarse dedicada.

El Presidente D. Felipe Díaz Murillo glosó la figura de José Ignacio al que conoció cuando llegó como alumno a la Escuela de Tauromaquia de Madrid y, después de dedicarle unas emotivas palabras de enhorabuena por la trayectoria, le impuso la insignia del “Madroño de Albero”, emblema de la Tertulia. 

Muchos de los asistentes tomaron la palabra para dirigirse al torero, destacando la intervención del que fuera ganadero d. Jaime Brujó en cuya casa tentó en muchísimas ocasiones. También emotivas resultaron las palabras de d. Juan Sáez de Retana, presidente de Los Cabales, cerrando el turno Lázaro Carmona que declaró que, más que torero y apoderado, eran una familia y que su deseo sería dejar las labores de apoderamiento cuando Uceda Leal decida dejar los toros. 

José Ignacio declaró sentirse muy emocionado por el reconocimiento y las muestras de afecto y sinceridad en los deseos y concluyó con: “quiero que vean en mí, más que a un torero, a un buen amigo”.