la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

jueves, 28 de abril de 2016

PEPÍN LÍRIA Y LABI CHAMPION, recibieron en Orihuela el Galardón “Costra de Oro” / Por Pepe Castillo Abreu


Fotos.- Clara Ezcurra

Pepín Liría y Labi Champion, recibieron el máximo Galardón, “Costra de Oro”, de la Asociación Gastronómica “Los Lunes del Niño Manuel”.

ORIHUELA (Alicante). Martes, 26 Abril 2016. 
El pasado viernes en el Restaurante Cabrera, referente de la restauración de la Vega Baja, cuya dirección puso especial cuidado y esmero para el acto en todo tipo de detalles, y, especialmente en su exquisito menú, acogió el colofón del IX Aniversario de la Asociación Gastronómica “Los Lunes del Niño Manuel”, que preside el letrado Mariano Ezcurra.Tratándose de no ser un ambiente netamente taurino, hay que destacar lo que significó, en deferencia a Pepín Liria y en respeto a la Tauromaquia, que un vestido de luces y un capote de paseo presidieran el escenario. El acto mereció toda la atención de Cadena Cope-Orihuela, que desplazó unidad móvil para dar la mayor cobertura al acontecimiento, retransmitiendo en directo el desarrollo del mismo.


Realmente, a quién firma esta crónica, le caló, especialmente, el grato y distendido ambiente donde la clase y 
el mejor estilo brillaron por su humildad y naturalidad, lo que realzaba sensaciones, y hacían sentirse especialmente cómodo al más ajeno; era como estar en casa, en familia, entre amigos. Y es que lo auténtico, la verdad, como en el toreo, brilla por sí sola, y le sobran lo banal y las impostadas apariencias; sobre todo por lo dañinas y perjudiciales que resultan cuando se perciben. Afortunadamente brillaron por su ausencia.

Pepín Liria y Labi Champión, homenajes incluidos, recibieron un baño de admiración, respeto y cariño. Tras el café, Mariano Ezcurra, glosó las figuras de los homenajeados, y aunque la Asociación se declara liberada de condicionamientos ideológicos o políticos, sí está firmemente comprometida en defensa de las tradiciones, los valores, la cultura, y como no, con legítimas razones, con la Tauromaquia, hoy tan atacada y vilipendiada. 


Declaró Ezcurra: “Corren tiempo difíciles para los amantes de la libertad. Decía el gran Salvador Dalí, que aquellos que no son capaces de ver arte alguno en sus cuadros, y el hecho de que no lo vieran no significaba que no lo tuvieran. Algo más peligroso que el poder es la ignorancia; el propio Pepín Líria, lo dijo recientemente, alto y claro, en Foro Nueva Murcia, manifestando su preocupación por la pasividad de políticos, ciudadanos y otros sectores sociales por la tauromaquia”. Y continuó Ezcurra: “Porque cuando se trata de coartar la libertad, el silencio se convierte en complicidad. Pepín en los ruedos es un firme defensor de la tradición y es boca de los que callan. Querido Pepín, en este país de locos, el único que no miente es el toro. No se pueden poner puertas al campo ni límites al arte. Desde aquí demostramos la admiración propia que mereces. Eres torero dentro y fuera de la plaza”. 


Resaltó Ezcurra la labor que viene haciendo Pepin en la Escuela de Tauromaquia de Murcia. Sobre Juan Mesa Guerrero, “Labi Champion”, destacó su lealtad y generosidad, el que lo da todo a cambio de nada. Su alto sentido de la amistad, que mantiene con madridistas, culés o atléticos y con famosos, españoles o extranjeros, y que eso daba la dimensión humana de Labi para ser un auténtico “champión”.

Por su parte, Juan Mesa “Labi Champión”, que no pudo contener la emoción, hizo gala de quién es, sobre todo un hombre todo corazón. Y dijo: “Muchas gracias a todos. Conocéis mi condición, de lo que presumo, vengo de una familia humilde, donde me condicionó ser el mayor de doce hermanos, y desde muy niño ser muy responsable. Hoy me hacéis un gran honor, pero la mitad de mi ser es Pepin Liria y la otra mitad es José Antonio Camacho, para quién pido un gran aplauso. Porque a mi Camacho le debo todo”. Recordó: “Sabéis que soy de Huercal Overa, y hoy recuerdo el honor más grande que he tenido, haber sido pregonero en mi pueblo”. Y presumió: “Presumo de mis amigos los toreros, todo un ejemplo por lo que hacen, y de todos mis “sobrinos”, tantos deportistas y famosos, que han demostrado su solidaridad por niños necesitados. Ellos nunca fallan para ayudar cuando se les llama. Con Pepe Castillo he recordado cuando estuvimos en Cartagena, y lloramos con las Hermanas de La Caridad, colaborando con la Asociación Cartagena Por La Caridad, allí estuvimos con mi Camacho, Fandi, Manzanares, Chendo, Hierro y tantos otros. Como en tantos sitios”. Labi, expresó sentirse como en su casa, aquí se huele a humildad y a compañerismo y eso es muy importante. Luego encantó a todos con sus bromas y ocurrencias, entre las que dijo que solo tenía el problema de no poder “acercarse a cajeros y a bancos”.


Pepín Liria, también desbordaba sentirse muy a gusto, lo conozco lo bastante para saber cuándo Pepín está realmente cómodo. Y lo estuvo. Atendió complaciente, como siempre, a todos los que se le acercaron a saludarle y después inmortalizar el encuentro. Liria, que había disfrutado escuchando a Labi, dijo: “Esta vez voy a decir que sí me merezco este premio, porque lo comparto con Labi, por eso me siento orgulloso de este premio. Cuando Labi me lo dijo, no podía fallarle, ni a él ni a ustedes, porque me informó de todo, y hoy tenía que estar aquí”. Continuó Pepín: “Mi apoderado Angel Bernal me contaba que se sorprendía de los aficionados que iban a Murcia de esta zona. Y yo lo sé, durante quince años he recibido el calor, el cariño de muchos aficionados de esta tierra. Aficionados que se sentían orgullosos de ser taurinos, por la tradición de esta ciudad, con esa Plaza de Toros de Orihuela, hoy cerrada por desgracia, me hacían sentir que el toreo lo tenían muy cerca. 

Siempre he tenido una sensación especial del cariño que se me tiene aquí. Gracias por todo lo que me han dado. Si llegué a ser alguien en mi profesión se le debo a mi tierra, a mi historia especial con mi Plaza de Toros de Murcia, pero al mismo tiempo a cada uno de ustedes, a todos los que me apoyaron siempre con su cariño. Si estuve quince años en el lugar que ocupé fue gracias a que los mios nunca me fallaron. Muchas gracias.”. Y no olvidó Pepín felicitar al restaurador Cabrera y a su familia, por el extraordinario arroz con costra y por todas las delicatesen que sirvieron.


Entre los asistentes, significar la presencia de Emilio Fernández Escudero –Alcalde de Redován- y parte de su corporación, dado que la sede social de la Asociación está en Redován, también, entre otros, destacados representantes del sector empresarial, de la cultura y la sociedad.