la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

miércoles, 13 de abril de 2016

¿Qué pasa con los medios informativos y nuestras alegrías? / por Ricardo Díaz-Manresa


David Mora en su vuelta a Sevilla

"...Los medios informativos miran para otro lado ante las historias emocionantes y únicas del toreo: la reaparición de Perera en el mismo terreno y de la misma manera tras la cornada de Salamanca y llegar a Sevilla como si nada hubiese pasado, las vueltas de David Mora y Fortes al toreo una vez superadas inmensas desgracias, las operaciones de Padilla antes de torear...¿Por qué ignoran o desprecian gestas que sólo se dan con esta grandeza en el toreo?


¿Qué pasa con los medios informativos y nuestras alegrías?


De los fracasos se aprende mucho pero con lo que de verdad avanzamos es con los éxitos. Con las críticas podemos mejorar si rectificamos, pero es con las alabanzas como progresamos. Y todos los ejemplos positivos deben ser conocidos para que se nos haga justicia.

Y en el toreo los medios informativos generalistas no nos hacen justicia y no nos ponen en el sitio que corresponde al toreo. ¿Pasa lo mismo de siempre, que nunca han querido saber nada de ruedos y trajes de luces, salvo cuando hay sangre y desgracias?

Viendo la belleza y la emoción del tercio de banderillas del primer toro de la Maestranza 2016 de la única tarde de Perera, viernes de preferia, me pregunto cuántos medios informativos generalistas de papel, de internet o de imagen dirán algo. Curro Javier llenando la caldera, Barbero ayudando y esos interminables y eternos tres capotazos de Ambel, uno a uno para que cada par nos llenara el corazón y el alma? ¿Y la entrega de las figuras ese día en su Sevilla antes repudiada?.

Ver a Perera con el mismo valor tras la tremenda cornada de Salamanca a mediados de septiembre que lo mantuvo fuera de los ruedos meses y meses, hasta Olivenza, y le hizo perder la temporada americana completa ¿no es noticia?

¿Han visto algún reportaje del día de su reaparición haciendo exactamente lo mismo, en el mismo terreno y de la misma manera de rodillas junto a tablas que el día de la gran cogida? ¿No fue noticia esta heroicidad?

¿No lo es que David Mora tras temporadas en blanco superara la terrorífica lesión en San Isidro y volviera a los ruedos en Vista Alegre, Madrid, que era una gesta? Sólo salir lo era y encima toreó bien.

¿Qué me dicen del gran número de operaciones sufridas por Padilla la última de los cuales fue días antes de torear en Fallas? ¿Es o no noticia? ¿No lo es además porque fue arrollado y pisoteado en la cabeza tan cerca del ojo intervenido días antes?

¿Tampoco que Jiménez Fortes sufriese dos terribles percances en el cuello en muy poco tiempo y, tras meses y problemas, reapareciese sin merma de valor alguno, cuando estas lesiones tremendas son de las que retiran?

200.000 reportajes y citas si un futbolista de fama tiene un tirón y reaparece a los cuatro días y ni una palabra para estos gestos y ejemplos monumentales de los toreros que no se ven en ninguna otra actividad. 

Deberíamos estar todos orgullosos por estas hazañas de superación y es una barbaridad condenarlas al silencio total para que no se entere el pueblo que debe conocerlas.

¿Por qué mis compañeros del antes llamado periodismo siguen actuando así como desgraciadamente han hecho siempre?

Después que Manuel Escribano fuese reventado contra las tablas en el 2013 jugándosela en un casi suicida par de banderillas en el pueblo de Sotillo de la Adrada y reapareciese haciendo lo mismo y no le dedicaran ni un segundo, ¿qué se puede esperar?