la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

martes, 12 de abril de 2016

SEVILLA: DAVID MORA GANA LA PARTIDA / U.T.A.A. SEVILLA.


David Mora / Foto Glez. Arjona

"...El segundo, de nombre Calabrés de 539 kilos, fue recibido por David Mora con varias verónicas y una media que fue lo mejor de la tarde..."


TOROS DE DANIEL RUIZ PARA EL CID, DAVID MORA Y DANIEL LUQUE. 

DAVID MORA GANA LA PARTIDA

U.T.A.A . 11 de Abril de 2016
Llega a Sevilla el hierro de Daniel Ruiz apetecido por las figuras pues sus productos son más acorde con el medio toro que con el encastado.

Nos gustó la presentación de la corrida, excepto el segundo, muy terciado y sin cara y el sexto, anovillado con bastante leña.
En general su comportamiento en la plaza fue como nos tienen acostumbrados, casi todas las varas simuladas y aunque se movieron más que otros hierros, su devenir era cansino, previsible y carentes de emoción y acometividad, excepto el segundo y cuarto hasta que se apagaron pronto en la muleta.

El segundo, de nombre Calabrés de 539 kilos, fue recibido por David Mora con varias verónicas y una media que fue lo mejor de la tarde. Su labor en la muleta fue meritoria con la derecha y mejor con la izquierda donde se manifestó con temple y buen gusto. Cuando parecía que tenía la oreja ganada falla a espadas.

El otro toro manejable fue el cuarto, de nombre Mensajero de 563 kilos, que aprieta para adentro en el capote de El Cid llegando a la muleta con recorrido y transmisión, pero duele decirlo, El Cid ya no está para estas guerras. Peca del toreo a ritmo de vértigo, despegado y escaso temple y mando. Varias tandas con la derecha, todo muy rápido, para pasar a la mano izquierda donde se muestra embarullado y el toro se raja a tablas enfriando a quienes le jaleaban. Mata horrible. Decepción una vez más con el antaño buen torero de Salteras.

Daniel Luque puso toda la voluntad del mundo en sus dos oponentes, pero después de muchos lances y más muletazos, su labor no cala en los tendidos por falta de profundidad y calidad. En el último de la tarde se pega un arrimón para tratar de salvar su tarde, pero entre la gélida temperatura y que esa actitud no cala en la gente, se puede decir que pasó por la feria 2016 sin pena ni gloria.

Reseñar que durante toda la corrida molestó el viento, que la música esta vez no tuvo oportunidad de ayudar al falso triunfalismo, que Abraham Neiro nos gustó en banderillas y que David Saugar “Pirri”, siempre eficaz y bien colocado, hizo un excelente quite a Raúl Caricol librándole de un percance en el tercio de banderilla el sexto de la tarde.