la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

domingo, 21 de agosto de 2016

El que venga detrás del Real Madrid que arree / por Juan Manuel Domínguez



"...El último objetivo del Real Madrid fue la Supercopa de Europa y el próximo será el Mundial de diciembre, y luego la Copa, la Liga, la Champions... y vuelta a empezar la próxima temporada..." 

El que venga detrás del Real Madrid que arree

No es cierto que el gran objetivo del Real Madrid sea este año la Liga porque el gran objetivo del Real Madrid es ganarlo todo siempre. El último objetivo del Real Madrid fue la Supercopa de Europa y el próximo será el Mundial de diciembre, y luego la Copa, la Liga, la Champions... y vuelta a empezar la próxima temporada. 
También resulta inexacta la comparativa permanente con el Barcelona, más que nada porque no hay comparación posible, aunque entiendo que los antimadridistas escojan el período de tiempo que les interesa a ellos para desacreditar al club de sus odios. Si llegamos a la conclusión de que la etapa dorada del Barça empezó con Cruyff y en 1992, que fue el año de la primera Copa de Europa culé, el dato es el siguiente: en esos 25 años, la distancia de Copas de Europa entre uno y otro ha crecido (6-1 en 1992, 11-5 en 2016) a favor del equipo blanco mientras que la distancia de Ligas (25-11 en 1993, 32-24) ha menguado.

A mí me parece que los enemigos del Real Madrid interpretan que, puesto que el equipo blanco "sólo" ha ganado 7 Ligas desde 1992 mientras que el Barça ha sumado casi el doble, en concreto 13 más, la gran obsesión blanca es conquistar la Liga por una especie de malsana ansiedad, pero eso es no conocer en absoluto la idiosincrasia merengue: si el Real Madrid tuviera 40 Ligas y el Barcelona no hubiera ganado jamás ninguna, el gran objetivo madridista sería sin lugar a dudas ganar la próxima Liga, además de las próximas Copa de Europa, Copa, Supercopa de España, Supercopa de Europa y el Mundial, todo. Con esto quiero decir que no hay equipo en el mundo capaz de meterle más presión al Real Madrid de la que se mete él mismo, y que es ahí precisamente donde radica el secreto del éxito que, según parece, resulta tan complicado comprender para algunos.

Hay quien, exactamente con el mismo ánimo dañino, escoge a su gusto otro período de tiempo, el que va desde el primer año de presidencia de Florentino Pérez (2000) hasta el día de hoy. Digo "escoge" cuando quizás debería decir "escogía" puesto que a los antimadridistas antiflorentinistas se les está empezando a acabar el chollo. Por lo que ha ganado el club con Pérez como presidente venderían su alma al diablo el 99 por ciento de los dirigentes futbolísticos mundiales, a saber: 3 Copas de Europa, 1 Mundial de Clubes, 1 Intercontinental, 3 Supercopas de Europa, 3 Ligas, 2 Copas del Rey y 3 Supercopas de España, y 1 Copa de Europa, 1 Copa intercontinental, 4 Ligas, 4 Copas del Rey y 3 Supercopas de España con el equipo de baloncesto. Yo, sin embargo, me quedo con el único período de tiempo homologable: desde 1902, 32 Ligas y 11 Copas de Europa entre otros títulos, y la permanente presión de ganarlo todo siempre. El que venga detrás que arree.