la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

sábado, 27 de agosto de 2016

Lopetegui se puso una vez colorado con Casillas / por Juan Manuel Rodríguez



"...Casillas se cae de la lista de España por primera vez desde el 3 de junio de 2000, que fue el día de su debut, por algo que ya detectó José Mourinho hace muchísimo tiempo..."

Lopetegui se puso una vez colorado con Casillas

Ayer ya oí decir a aquellos mismos que hasta hace nada (hasta la última Eurocopa sin ir más lejos) defendían que Casillas tenía que ser titular, que la transición de Lopetegui al dejarle fuera de su última lista había sido "perfecta". Pero una cosa y otra son incompatibles; quiero decir que o Del Bosque se equivocó llevando a Iker a Francia o se equivoca ahora Lopetegui dejándolo fuera porque no creo que nadie tenga la cara dura de decir que desde la Eurocopa para acá ha empeorado tanto Iker como para no estar entre los tres mejores porteros de España, ¿no?... ¿Y por qué ha sido "perfecta" la transición según estos próceres del periodismo deportivo?... Muy sencillo: porque el nuevo seleccionador habló con él, a diferencia del anterior, que tuvo el cuajo de no decirle que no iba a jugar. Pero, ¿acaso le dijo Del Bosque a Casillas que iba a jugar por delante de De Gea cuando era público y notorio que estaba peor que el portero del United?... Es más, ¿habló alguien con David para explicarle por qué, aún estando mejor que Casillas, Iker era titular por delante suyo?...

Más allá de otras presencias harto significativas, y que yo creo que van en la línea buena de la transición real y necesaria para nuestra selección que no quiso emprender Del Bosque, la primera lista de Julen Lopetegui pasará a la historia como la de la ausencia de Iker Casillas. Como escribía el otro día, el nuevo seleccionador ha preferido ponerse una vez colorado que cien amarillo, expresión coloquial que él mismo empleó en el transcurso de su rueda de prensa. Llevo diciendo que Casillas no debía ir con la selección para no ser titular desde antes que Del Bosque hiciera pública la convocatoria definitiva para la Eurocopa, lo que me supuso el consiguiente enganchón vía Twitter con el propio protagonista, azuzado por alguna groupie. Yo no creo que Lopetegui piense que Casillas no está entre los tres mejores porteros de España; es más, me atrevería a decir que él cree que Iker es el segundo mejor portero de España. La pregunta entonces es: ¿por qué no lleva a Casillas?

Para resolver el enigma sobre la ausencia de Iker debemos acudir a una presencia, la de Pepe Reina. Salvo contadísimas ocasiones, Reina, que es un gran portero, ha ido con España para aplaudir y animar al resto de compañeros, nada más. Ha hecho las maletas, ha entrenado a sabiendas de que no iba a ser titular, ha asumido con corrección su situación de suplente y no ha dicho una palabra más alta que otra. Si Reina está en la primera lista de Lopetegui no es porque represente el futuro de la selección puesto que sólo tiene 2 años menos que Iker, sino porque es un portero de garantías que cuando tiene que jugar, juega, y cuando no tiene que jugar, no juega... y anima. La solución al enigma es la siguiente: Casillas lleva tan mal ser suplente como para poner en un brete al mismísimo Del Bosque, que muchas veces le ha alineado sin tener que hacerlo, así que Lopetegui ha preferido efectivamente ponerse una vez colorado que cien amarillo.

Iker Casillas Fernández, 167 veces internacional con España, ganador de todo y probablemente el mejor portero español de todos los tiempos, se cae de la primera lista de Julen Lopetegui precisamente por eso. Casillas no estará esta vez con España, y puede que nunca más, porque ha sido 167 veces internacional, lo ha ganado todo y es probablemente el mejor portero español de todos los tiempos, y, por mucho que lo verbalice, en el fondo no es capaz de asumir que el tiempo pasa para todos y que ya no es el número uno. Casillas se cae de la lista de España por primera vez desde el 3 de junio de 2000, que fue el día de su debut, por algo que ya detectó José Mourinho hace muchísimo tiempo; esos mismos que, ante la primera ausencia de Iker, se apresuran a decir "yo ya lo dije" y que hablan de transición "perfecta", mataron entonces al entrenador portugués porque en ese momento Mourinho era el débil. Ahora el débil es Casillas y el fuerte Lopetegui: transición perfecta.