la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

lunes, 15 de agosto de 2016

EN EL DÍA MÁS TAURINO DEL AÑO / por Antolín Castro

Cualquier pueblo, por pequeño que sea, 
quiere dar toros en sus fiestas

Cuanto digo va mucho más allá de las celebraciones de las fiestas o de los festejos taurinos, viene a significar que los toros, la Fiesta Brava, impregna cada rincón de la ‘piel de toro’ que es España. Sus raíces forman parte de la cultura de todo un pueblo, el español. 


EN EL DÍA MÁS TAURINO DEL AÑO

Decir 15 de agosto es decir el día más taurino del año. Pero si eso ha sido, y sigue siendo, cierto, mucho más lo es el que es el día de la Virgen, patrona, con uno u otro nombre, de infinidad de localidades repartidas por toda la geografía española.

Es por eso, las fiestas patronales, que se dan toros en tantos sitios, ya sean festejos mayores o menores, que de todo hay. Llego a tanto en tiempos no tan lejanos, que se decía que quien no se vestía este día de torero es que no pintaba nada en el panorama taurino. Pero eso fue hace un tiempo, ahora, siendo un día importante para la Fiesta, no es así. Son muchos los profesionales que no se vestirán de luces, ni de corto, en un día tan señalado en el calendario.

Cuanto digo va mucho más allá de las celebraciones de las fiestas o de los festejos taurinos, viene a significar que los toros, la Fiesta Brava, impregna cada rincón de la ‘piel de toro’ que es España. Sus raíces forman parte de la cultura de todo un pueblo, el español. Allá donde vayas, por donde pases, siempre habrá un cartel anunciador de un festejo taurino, aunque haya de reconocerse un descenso en el número de espectáculos. Ignorar que fiestas patronales y toros casi son la misma cosa es ignorar la cultura y la historia de nuestra España. A esta fecha, tan española, se une Francia que también tiene programados festejos taurinos en distintas plazas. 

Hablar, por tanto, de toros es hablar del pueblo, de sus fiestas, de su cultura, de sus raíces… y no es necesario defender lo que el propio pueblo ha defendido durante siglos. La Fiesta, como tantas otras costumbres arraigadas, no es ajena a esta secular continuidad heredada de nuestros antepasados. Ni ellos renunciaron ni nosotros debemos renunciar a conservar el conjunto de esencias de las fiestas patronales.

El conjunto del toreo se vestirá de gala para esta celebración, que terminará abarcando toda la semana, y es por ello que nosotros, desde estas páginas de OyT, escribimos con apasionada vocación de aficionado en el día más taurino del año. 

Que Dios reparta suerte a cuantos han de vestirse de toreros.