la suerte suprema

la suerte suprema
Pepe Bienvenida / La suerte suprema

viernes, 26 de agosto de 2016

Valencia y Barça: el pecado y la penitencia / Juan Manuel Rodríguez



Alcácer saluda a la afición de Mestalla en la presentación del Valencia 2016-17 (Manuel Bruque - EFE)


"...En Valencia no perdonan al Real Madrid porque un jugador de Titogrado que venía del Partizán decidió hace veinte años cambiar de aires y fichar por el equipo merengue, pero con el Barça todo es diferente. En el pecado llevan la penitencia..."

Valencia y Barça: el pecado y la penitencia

Si Paco Alcácer acaba yéndose al Barcelona, y tiene toda la pinta de que así será finalmente, todos en el club ché, empezando por el propio jugador y acabando por el propietario, la presidenta, el director deportivo y el entrenador, saldrán de esta historia como cuentan que salió el torero Joaquín Rodríguez Ortega, más conocido como Cagancho, de la plaza de toros de Almagro, protegido por la guardia civil e incluso por un destacamento de la Caballería del Ejército. Entre tanto la afición, que es la única inocente, asistirá al enésimo capítulo de la transformación del Valencia, que por historia es indudablemente uno de los cuatro grandes clubes de España, en caladero culé. Así las cosas, y citando a Guerra, pero no al torero sino al político, dentro de unos años a este Valencia no lo conocerá ni la madre que lo parió y habrá que mirarle repetidamente de arriba abajo para atisbar en él la sombra de aquel gran club que un día fue.

¿30 más 5 por el capitán valencianista? ¿En serio? ¿Treinta más cinco por el emblema de Paterna? ¿Treinta más cinco por el líder del equipo? ¿Treinta más cinco por el heredero de los Mundo, Puchades, Claramunt o Mestre?... Porque Villa se crió en Mareo, Baraja salió de Valladolid y Kempes llegó procedente de Rosario Central, pero Alcácer es de Torrente y debutó con 17 añitos en el primer equipo: ¿30 más 5 por él? ¿De verdad? ¿Y la excusa que pondrán Lim y Chan es que el jugador le has pedido "porfa" que le traspasen? Pero, vamos a ver: ¿no les pidió hace un mes eso mismo Dani Parejo? ¿O la diferencia es el destino del jugador? ¿A Parejo no le dejaron irse porque su puerto era el Sevilla pero a Alcácer sí porque atracará en Barcelona? ¿Con Parejo, que es de Coslada y que salió del Castilla, se cerraron en banda pero con Alcácer, que es uno de los suyos, no?...

Alcácer queda como Cagancho si no reconoce abiertamente que se quiere ir al Barcelona y asume por lo tanto las consecuencias de sus actos. Lim queda como Cagancho si no da la cara y Chan también porque hace nada dijo que ellos no querían vender al futbolista. Ayestarán queda como Cagancho porque, además de decir que Alcácer no se movía, con Parejo, que al final pidió perdón, sí se mostró especialmente duro y contundente. Y, por el mismo motivo que Ayestarán, queda también como Cagancho el director deportivo del club, García Pitarch, perfectamente capaz de humillar en público a un futbolista por expresar su deseo de irse al Sevilla pero incapaz de hacer lo propio con otro por querer marcharse al Barcelona. En Valencia no perdonan al Real Madrid porque un jugador de Titogrado que venía del Partizán decidió hace veinte años cambiar de aires y fichar por el equipo merengue, pero con el Barça todo es diferente. En el pecado llevan la penitencia.